EL TIRO RAPIDO

Como es ya tradicional para esta época del año en que al igual que en Semana Santa se produce un gran desplazamiento de viajeros desde y hacia el interior del país y los puntos vacacionales, el Centro de Operaciones de Emergencia, que agrupa a los distintos organismos de prevención y socorro, ha movilizado por sobre 38 mil brigadistas que estarán realizando servicios especiales de asistencia en las distintas autopistas y carreteras del país. También estarán disponibles mil 631 puestos de socorro.

Cada año, el COE monta este mismo tipo de operativos para las fiestas navideñas y de fin de año con la finalidad de garantizar al máximo posible la seguridad de los cientos de miles de personas que mueven a todo lo largo y ancho del país.

Y cada año, también, a pesar de estos esfuerzos, tenemos que lamentar un número crecido de accidentes, muchos de los cuales son producidos por esa mezcla peligrosa y explosiva que componen la temeridad, el irrespeto de las normas de tránsito y en no pocos casos, el consumo excesivo de bebidas alcohólicas por parte de choferes desaprensivos, que olvidan normas tan repetidas y necesarias como son las de "manejar a la defensiva" y "si conduce, no beba y si bebe, no conduzca".

Esa realidad, el balance trágico no resta mérito al trabajo del COE, sino por el contrario, lo justifica y le sirve de apoyo. Hay que imaginarse cuanto mayor sería la cantidad de ocurrencias vehiculares, de víctimas fatales y de lesionados por ese motivo, de no mediar la intervención del organismo, el abnegado aporte de los voluntarios y la gran cantidad de recursos de apoyo que se emplean: desde ambulancias hasta helicópteros.

En materia de seguridad para estas fechas, podemos ufanarnos de que se toman todas las mayores medidas de prevención y asistencia en casos de emergencia.

No solo contaremos con la asistencia del organismo que desde hace bastantes años encabeza el experimentado general Juan Manuel Méndez. También estará disponible el servicio del 9 1 1, ya existente en Santiago y que acaba de ser inaugurado en La Vega, cubriendo una amplia zona del Cibao. En adición, se dispone con la Red Vial de Asistencia creada por el Ministerio de Obras Públicas, que acaba de arribar al millón de inestimables servicios prestados a conductores que han confrontado problemas con sus vehículos en las distintas carreteras principales y auxiliares del país.

Más ni se puede pedir ni es justo esperar. De ahí que sea necesario insistir una vez más en que, a despecho de todas estas medidas, por demás en extremo costosas, es a los propios ciudadanos a los que corresponde la obligación primaria de velar por su seguridad.

Conducir y comportarse con prudencia. Respetar las normas de tránsito y las de convivencia. No pasarse de tragos, ni ponerse impertinentes, ni mostrarse violentos, ni agresivos. Descansen y disfruten, pero háganlo en paz. Y aún para los no creyentes, no estaría de más dedicar un poco de tiempo a reflexionar sobre lo que ha sido y es su vida, haciéndose el propósito de tratar de ser en lo adelante mejores ciudadanos y mejores seres humanos más solidarios, tolerantes y comprensivos.

teledebate@hotmail.com