RECHAZO

Si lo que perseguía Ramfis Domínguez, nieto del dictador Rafael Leónidas Trujillo era ver correr su nombre en los medios de comunicación después de haber anunciado su aspiración a la presidencia de la República, lo consiguió con creces, aunque no seguramente en la forma esperada. Voces reconocidas provenientes de distintos litorales políticos y sociales han reaccionado de inmediato, rechazando de manera unánime su pretendida incursión en el terreno político nacional aspirando a ocupar la primera magistratura de la nación que su execrado abuelo manejó, oprimió y saqueó durante tres atormentadores decenios.

Si bien se le reconoce la posibilidad legal de ejercer ese derecho, por cuanto en modo alguno se le puede atribuir la más mínima responsabilidad en los desafueros de sus mayores, se le cuestiona su doble nacionalidad, ya que ostenta también la ciudadanía estadounidense. Se advierte que de no haber renunciado a esta última con al menos con diez años de anticipación, le vetaría la posibilidad de aspirar a la presidencia aunque si pudiera ocupar otros cargos electivos. Quedaría por ver cómo reaccionaría electorado nacional caso de aparecer su nombre en la boleta aspirando a cualquier cargo electivo.

LOS TIROS CORTOS

PLD. Opiniones categóricas de 2 destacadas figuras del gobierno se suman al debate público en torno a la crisis interna que vive el PLD, expresadas casi al unísono aunque por separado y sin asomos de sintonía. Una, es la de Temístocles Montás, quien por lo claro plantea que tanto el Presidente Danilo Medina como el presidente Leonel Fernández deben renunciar a toda posibilidad de aspirar a la primera magistratura en el 2020, para lo cual deben de escoger un tercer candidato de consenso, aunque se abstiene de mencionar posibles nombres. Y la otra, de la vicepresidenta Margarita Cedeño, la cual asegura de manera categórica que ni habrá reelección ni división en el partido morado. Deja en el aire y en el campo de la especulación si se trata de una simple conjetura personal o se apoya en razones que son de su exclusivo conocimiento.

EMBARAZOS PREMATUROS.

El Informe Nacional de Desarrollo Humano 2017, primero de una serie que está preparando y dará a conocer el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) establece que los últimos nueve años el país no ha registrado el menor progreso en cuanto a lograr reducir el alto porcentaje de embarazos en adolescentes. Este mantiene una incidencia del 22 por ciento de jóvenes entre los 12 y los 19 años, cifra que es un 34 por ciento superior al promedio de los demás países del Caribe y Latinoamérica. Ya de por si preocupante, más resulta por circunstancias derivadas de esa situación. El propio estudio revela que un 32 por ciento de la adolescentes embarazadas dejaron de asistir a la escuela durante el proceso de gestación; un 15 por ciento sufrieron discriminación con maltrato verbal físico de sus padres o tutores, familiares, compañeros y amigos, y por aún, 82 de cada 100 fueron víctimas de maltratos o abusos y no buscaron ayuda. Este último hecho está presente también precisamente en los feminicidios, donde según reveló el Procurador General la República, un ochenta por ciento de las víctimas jamás acudió a las autoridades en busca de ayuda y protección. Reducir de manera significativa los embarazos prematuros es uno de los mayores retos que encara el país.

SORTEO MILLONARIO.

Como acto de merecida justicia y estímulo el sorteo de 200 bonos inmobiliarios de 300 mil pesos cada uno, como aporte del inicial para la vivienda, llevado a cabo en el seno de la Policía Nacional. Otros tantos agentes, algunos con muchos años en la institución de orden público, tendrán ahora la oportunidad de proveer a sus familias de un techo propio, gracias a este significativo aporte. Es además un acto de reconocimiento al escasamente retribuido y reconocido riesgoso trabajo policial, de que da testimonio la gran cantidad de agentes que han caído en cumplimiento de su deber o han sido víctimas de atentados mortales con la finalidad de apropiarse de sus armas de reglamento.

QUE LO IDENTIFIQUEN. Después de la insólita decisión del director de AMET de reunir en su despacho a tres docenas de agentes con la única finalidad de probar la validez de todas y cada una de las 169 infracciones impuestas a un chofer de ómnibus que ponía en duda las mismas, no se ha dado a conocer ninguna medida tomada contra este último. Un conductor que comete tal cantidad de violaciones a la ley, y más lo ha hecho al volante de un ómnibus, se convierte en un serio peligro público. En cualquier otro país, ya hace rato le hubieran retirado la licencia de conducir de por vida hasta de una simple bicicleta. ¿Cómo se ha procedido en este caso? ¿De nuevo se ha apelado a la abusada excusa del "padrefamilismo"? ¿O este peligroso adicto a violar las normas dispone de algún influyente padrino? En este caso, lo menos que cabe hacer es identificarlo para que cualquier otro conductor si se cruza con él en la vía pública, tenga oportunidad de apartarse prudentemente de su camino.

teledebate@hotmail.com