Por Narciso Isa Conde

Abundan mafias diversas en el interior del Estado dominicano o articuladas a él:

-Consorcios transnacionales mafiosos tipo Sun Land, Embraer, Odebrech, Barrick, Falcondo, INDRA...aceptados por Jefes de Estado y ministros, refrendados por mayorías legislativas y protegidos por el Ministerio Público y el Poder Judicial.

-Cárteles de la construcción, unos de factura importada internacional como Odebrech y Andrade, y otros de matriz criolla, asociados o no entre sí.

- La mafia vinculada a importaciones gubernamentales de alimentos, comandada por dos ministros. La mafia del transporte, con sicarios y asesinatos incluidos, con sede en la OMSA y gremio afines. La mafia de OISOE asociada al Ministerio de Educación en lo concerniente a construcción de planteles escolares.

- La mafia de los combustibles capaz sustraerle al Estado más de doce mil millones de pesos por año. La mafia eléctrica. Las mafias del CEA, CORDE e IDAC, con sendos escándalos impunes, reveladores de la podredumbre que corroe sus entrañas. La mafia del Metro con sus su Metritos y 24 empresas montadas al vapor por el súper-ministro metropolitano.

- La mafia de los bonos soberanos y del endeudamiento externo. La mafia del sistema judicial con solo dos chivos expiatorios encartados. La putrefacta mafia de la JCE que revienta con el rosario de escaners a cargo de la INDRA y operadores del pasado fraude colosal. La mafia de las pensiones y seguridad social, presente en operaciones dolosas de las ARS privadas, AFP e institutos militares.

-Narco-mafias copando DNCD, DNI, Anti-droga... y financiado parte del sistema de partido. Confluencia al interior de la PN de variadas modalidades de mafias uniformadas con múltiples conexiones con mafias civiles. La mafia congresual articulada a lobistas y personeros del maletín. Múltiples mafias municipales.

Paya, Quirino, Quirinito, Nelson Solano (El Zar de la heroína), Figueroa Agosto....Félix Bautista, Díaz Rúa, Pimentel Kared, Rondón, Diandino, Abud Nava, el clan Tucanos...

¿Acaso es posible desvincular a los jefes del PLD de esa realidad? ¿Acaso Leonel Fernández y Danilo Medina son ajenos a esas expresiones mayúsculas de corrupción?

¿Puede ser desvinculada de esa degradación una "oposición" asociada a formas parecidas de ejercer poder y hacer política? ¿Es exagerado hablar de un Estado delincuente y un Poder Mafioso? ¿Es legítima una institucionalidad tan podrida y espuria? ¿Es esto democracia con limpieza electoral?

Y si está confirmado que están robando y matando, ¿que esperamos para sacarlo del poder y del gobierno con el pueblo movilizado?

NOTA: Versión original entregado a El Nacional para mi columna del domingo 19-11-2017. Fue moderadamente censurado en el periódico dominical correspondiente y no salió en la versión digital).