FRANKLIN ALMEYDA RANCIER

Lo racional es poner sobre la mesa propuestas que faciliten un entendimiento para finalmente aprobar la Ley de Partidos. Ese entendimiento debe darse hacia dentro del PLD y éste con las organizaciones políticas de oposición.

Las diferencias no deben ser tratadas haciendo un pulso de fuerza, como si fuera entre personas ásperas, sino en un diálogo localizar las variables y posibilidades de entendimiento. Luce que el punto de mayor distanciamiento es lo relativo a las primarias; se da hacia dentro del PLD, y dependiendo con lo que el CP apruebe, con la oposición.

Estas diferencias crean siempre pasiones; cuando eso predomina "crean lluvias que luego traen lodo". Se está a tiempo para conversar y entenderse.

Adentro del PLD porque siempre se ha tenido sentido de cuerpo. Cuando un Presidente de la República (del PLD), llámese Leonel o Danilo, asume una posición, el CP siempre busca la forma de no desautorizarlo, siempre que sea un tema de Estado. Pero las primarias no es un tema de Estado, es rol partidario. Si fuera un tema de Estado se viera en el Palacio Nacional, por el Presidente o el Gabinete; pero, es partidario, por eso lo decide el CP.

Además, Danilo no ha planteado él una posición de manera formal en el CP, dicen que favorece las primarias con padrón abierto y hubo quien hasta declaró que a él le da igual abierta o cerrada. Han hablado por él, aún él no ha hablado.

Sobre este tema se tiene una gran responsabilidad política. Si por mayoría mecánica, llena de emocionalidad, al creer que se derrota a Leonel, se aprueba primarias abiertas; efectivamente, van a crear esa percepción en muchos sectores; unos cuantos se alegrarán y otros se entristecerán. Pero, lo único que puede hacer el CP, al aprobarla, es proponerle al Bloque Parlmentario de la organización es cómo votar en el pleno de cada cámara.

Cuando la propuesta la conozca el Congreso, por ser ley orgánica, requiere las 2/3 partes de los legisladores; es votación calificada que no tiene el PLD. Los votos faltantes los tiene la oposición. Ese requerimiento en la votación no está en un reglamento, sino en el artículo 112 de la Constitución.

Es obvio que la oposición política espera con los brazos cruzados a que la propuesta llegue al Congreso. Al momento de conocerla se va a caer la Ley, dirán que fue por Danilo; entonces unos celebrarán y otros se entristecerán

Aunque viendo esos resultados fríamente, se dirá que el CP lo derrotó, o dirán se derrotó primero a Leonel y luego a Danilo. Sin embargo, la verdadera consecuencia política de esa actuación impensada, si ocurre, es que el CP derrotó al PLD, o que el PLD derrotó al PLD. Sucederá, entonces, lo que decía Peña Gomez que iba a pasar con el PRD, y sucedió.

Existen variables que pueden considerarse, y entre ellas, covenir en que ese punto de las primarias se deje fuera de la Ley, aprobando los demás. Así la JCE, en atención a otras disposiciones establecidas, requiera de los partidos la entrega anual y para cada proceso de su Padrón de membresía, para ser auditado y que disponga apoyo y supervisión para asistir a los partidos.

Son sugerencias, porque lo sano es que hay que entenderse.

El autor es miembro del CP del PLD, ex Ministro de Interior y ex Rector de la UASD.