Transporte masivo de carga es la respuesta a crisis de la energía y al desarrollo del potencial minero

Agropecuaria y Minería Serán Puntales Economía RD

Por Pedro Caba

SANTO DOMINGO.- La República Dominicana recibe o despacha carga en proporción a un 60 % desde el puerto de Haina, desde donde parte una línea ferrocarrilera que no está en uso del Estado que llega hasta Sabana Grande de Boyá, a escasos 40 kilómetros lineales de Sánchez-Samaná o de San Francisco de Macorís, donde se encuentran ubicados los derechos de paso del antiguo ferrocarril Sánchez-La Vega. El resto 40 % se lo reparten el puerto multimodal Caucedo, Puerto Plata y Boca Chica, y una mínima parte por Manzanillo. ¿No es esto una oportunidad para un amplio desarrollo de transporte masivo por tren de carga y pasajeros Santo Domingo-Cibao?

Hace unas tres semanas, en medio de las pruebas de la primera línea de Metro, le comenté al ingeniero Diandino Peña que tenía una serie de ideas que quería tratarle acerca de las perspectivas de desarrollo de nuevas soluciones que impactaran a los sectores transporte de carga y pasajeros y energía, como una respuesta nacional al alza del barril del petróleo, que entonces se aproximaba a  los US$100 dólares.

Como ya es un hecho conocido que la OPRET levanta información para el trazado de la segunda línea de Metro, la pregunta que nos hacíamos era la de por qué no aprovechar para ligar esta segunda línea con el diseño de un transporte masivo de carga y pasajeros hacia el Cibao, que nos libraría de una cantidad enorme de derivados del petróleo, pero que también se imbricara con los enormes proyectos de inversión minera del Cibao Central y, quien sabe, si también con los desarrollos de nueva generación con base en carbón mineral.

Para nuestra sorpresa, cuando contactamos técnicos amigos de la OPRET nos confesaron que la idea de estudiar un transporte masivo de carga se encuentra sobre el escritorio de la entidad, lo que nos obligó acelerar la búsqueda de información y a pensar en sugerir una urgente intervención presidencial.

¡Estamos a las puertas del más formidable y abarcador proyecto de desarrollo, jamás soñado por los dominicanos!

El único problema a considerar, es la posibilidad de que una serie de proyectos de desarrollo minero en ejecución, lo mismo que el Plan de Expansión Eléctrico, podrían no estar siendo tomados en cuenta para el diseño de esta línea troncal de transporte masivo de carga y pasajeros, que impacten positivamente en su factibilidad. Y más aún, que por su efecto en el abaratamiento de estos gigantescos proyectos mineros, podrían provocar una provechosa asociación privada-estatal para el desarrollo de todo el sistema.

Hasta el momento, una de las informaciones básicas que se manejan para el diseño del trazado de la línea troncal de tren de carga y pasajeros hacia el Cibao, es la de que debe evitar interferir con el lago de la presa de Madrigal, que alimentará de agua al Gran Santo Domingo, pero restan muchos desarrollos más a tomar en cuenta.

Listado de Proyectos Mineros en Ejecución
  
Los proyectos mineros en ejecución que, por su naturaleza comportan importantes inversiones en autogeneración eléctrica, suman US$3,400 millones, pero algunos de ellos pueden abaratar aún más sus costos o ampliar su horizonte económico si concibieran aprovechar una vía férrea para el transporte de carga de minerales procesados o carbón mineral para alimentación de generadoras. No hay que hacer mucho ejercicio, para demostrar la economía que significaría para el Estado que esta carga salga de la mina por tren y no por carretera.

A continuación, el listado de proyectos mineros metálicos en ejecución (faltaría por agregar el listado de no metálicos de la zona):

1.-Falconbridge Dominicana invierte US$600 millones para cambiar sus tres hornos de fundición por electrodos verticales que demandan menos energía; sustituir sus tres generadores térmicos de 66 megavatios cada uno que queman bunker, por una planta nueva de 200 a 300 megavatios que queme carbón, en sitio o con acceso a puerto carbonero. Realiza cambios sustanciales en su refinería de petróleo para suplir nafta y gasoil, y colocar un sobrante de ambos productos en el Mercado. El propósito es elevar de 72 a 100 millones de libras anuales de ferroníquel.

2.-Barrick Gould realiza remociones de tierra para instalar planta de extracción y de proceso de mineral polimetálico (lo que la obliga a extraer todos los metales contenidos) en Pueblo Viejo y Los Cacaos, a un costo de US$2.7 billones. Producirá 20.4 millones de onzas de oro, 117.5 millones de onzas de plata, 423.6 millones de libras de cobre y centenares  de miles de toneladas de zinc, en sus reserves probadas. Reservas probables de todos esos metales localizadas en los últimos meses, pueden elevar la producción en un tercio más de cada uno de ellos, lo que la convertiría en una mina para 30 a 50 años de vida. Para tales fines, necesita de la construcción de una planta generadora a carbón de 250 megavatios, que la proyecta donde haya acceso al mar o adquirir a quien le garantice esa energía.

3.-Minera Dominicana o Global Star Ink ha ejecutado el 80% de una planta extractora de cobre-zinc, en Cerro Maimón (dentro de la concesión de Falconbridge), con una inversión total de US$80 millones. Se considera mediana minería.

4.-Minera Las Lagunas, propiedad de australianos, invierte entre US$60 a 80 millones, para extraer el oro y la plata contenida en los residuos de la presa Las Lagunas, en Pueble Nuevo (concesión original de Rosario Dominicana en Pueblo Viejo y Los Cacaos) para explotar 800 mil onzas de oro y cuatro veces esa cantidad en onzas de plata. Ya inició remoción de tierras.

Estos cuatro proyectos mineros comportan una inversión de US$3,440 millones y ninguno fue concebido tomando en cuenta la instalación de una línea de ferrocarril para el transporte masivo de carga, por lo que tienen costos añadidos que pudieran economizar con este medio de transporte.

Pero además, en la Presa de Mejitas (la primera que colmó de residuos Rosario Dominicana), hay depositadas 50 millones de toneladas de arena de menos de 80 micrones, fina o muy fina, muy demandada por la industria de la construcción que se convertiría en fuente de suministro.

También en Hatillo existe el proyecto minero no metálico conocido como “calizas de Caballero” con suficientes reservas para justificar una planta cementera, que, a su vez, proyecte el uso de las cenizas carboníferas para producir “cemento puzolánico”.

Otra cantidad extraordinaria de proyectos mineros no metálicos en toda la región del Cibao, entre los que resalta el mármol de Samaná, pudieran favorecerse del nuevo sistema de transporte.

Urgente Intervención Presidencial

Todo esto nos lleva a pensar en que sería necesaria una urgente intervención presidencial para tratar de interesar a todas estas empresas mineras en el desarrollo de un sistema de transporte masivo de carga y pasajeros, o línea troncal de tren Distrito Nacional (Haina)-Cibao.

El diseño de una línea de transporte de carga y de pasajeros tiene que tomar en cuenta todos estos desarrollos, a riesgo de cometer un error histórico de enormes consecuencias. Los grandes volúmenes de metal que producirían estas mineras ya no es posible transportarlos por carretera, pues el costo sería imposible de enfrentar, además de los problemas de taponamiento de tránsito y daños a las vías. Incluso, la pronta operación del centro de acopio de productos agropecuarios Merca-Santo Domingo, tiene que ser tomada en cuenta.

Como enlazaría con el Metro de Santo Domingo en Los Alcarrizos, posibilita la doble condición de transporte de carga y pasajeros. Y al unir la doble función de transporte de carga y pasajeros, haría factible una inversión de mayores alcances, como sería tomar en cuenta todo el distrito minero del Cibao Central, el Puerto de Sánchez para su reactivación completa y opción exportadora de minerales y todo tipo de carga, desde las poblaciones de San Francisco de Macorís, La Vega, Moca, Santiago y Puerto Plata.

Repercusión sector Energía

Si Barrick Gould y Falconbridge Dominicana necesitan cada una  planta a carbón de más de 200 megavatios, que ambas grandes empresas mineras proyectan en lugares donde haya acceso a puerto marítimo porque no sabían de la posibilidad de un transporte masivo de carga por tren, a lo que se sumarían las demandas de los proyectos Minera Dominicana y Las Lagunas, y cualquiera otros que se inicien en ese distrito minero, incluido la necesidad de minar todo el lecho del río Haina (antes de la construcción de la presa de Madrigal), donde se ha comprobado la existencia de oro. Si Falconbridge proyecta refinar combustibles para el Mercado interno, como ya lo está ofertando en Bonao, desde su actual refinería en Loma La Peguera.

Si a escasos kilómetros de los emplazamientos de Falconbridge, de Barrick, de Las Lagunas, y de los posibles proyectos mineros de oro en Haina y de cemento en Hatillo, pasa la línea a 345 kv de la Autopista Eléctrica.

¿No es posible pensar en el desarrollo eléctrico combinado entre empresas generadoras del actual sistema interconectado y estas grandes empresas mineras, que destrabe la oposición existente de los generadores actuales a incursionar en carbón, para preservar los malvados contratos que ahora tienen vigentes?

Lo que alcanzamos a ver, desde esta atalaya, es que el Presidente Fernández podría convocar a una reunión a los responsables de los ministerios Economía, Industria y Comercio, al vicepresidente de la CDEEE y al director de la OPRET y conformar un plan de acción para ser presentado a los altos ejecutivos de las empresas mineras. No dudamos que esto también interese a las grandes empresas constructoras y operadoras de transporte masivos de carga y pasajeros de Europa y de otras partes del mundo, para prestar asesoría puntual e inmediata al Estado.

La República Dominicana está a punto de volver a ser una economía agropecuaria minera de primer orden en el campo internacional, a la que se le agregaría la economía de servicios como gran complemento.

!Tenemos el jefe del Estado con la autoridad moral de emprender este gigantesco proyecto!