El pueblo, con su proverbial y natural sabiduría, suele graficar situaciones parafraseando jocosamente actitudes de los demás. Es por eso, que aquello de que "no se puede escupir para arriba, porque fácil te cae saliva en la cara", tiene su razón de ser. El Partido Revolucionario Moderno (PRM), donde conservo tan buenos y apreciados amigos como Andrés Bautista y Alfredo Pacheco, entre otros, tiene que poner atención al reclamo de muchos de sus dirigentes en diversos niveles porque se convoque y celebre una convención. La esencia de la democracia es la participación de la gente en la toma de decisiones, y una convención en el PRM sería algo así como un bálsamo para controlar y detener posibles y previsibles conflictos internos que, probablemente, no tendrían razón de ser si las partes que pudieran estar enfrentadas se sentaran en una misma mesa a dialogar. Pónganle el ojo a ese reclamo...

Peregrinaje

Hace ya muchos días que varios perredeístas disgustados de Tamboril y zonas aledañas anunciaron que salían en peregrinaje desde esa población del centro del Cibao hasta la sede ¿de la Cancillería? para que se tomen en cuenta sus aspiraciones a ocupar posiciones en la administración pública como resultado, según alegan, del acuerdo pre-electoral entre el partido blanco y el de la Liberación Dominicana (PLD). Los peregrinos de Tamboril dizque salieron caminando para la capital, pero no se tienen noticias de ellos, por lo que intriga saber si abandonaron la caminata o se detuvieron a la espera de que pasen los torrenciales aguaceros que han estado cayendo sobre el territorio nacional para continuar. Dijeron que van a la Cancillería porque así le reclamarían en directo a Miguel Vargas Maldonado, presidente del PRD y Canciller de la República, posición por la que precisamente no se sabe bien cuando está en el país o en el extranjero, ya que sus responsabilidades lo tienen de vuelta y media visitando otras latitudes. Parece que esos compañeritos están desesperando porque no han visto a Linda...

pipigua@gmail.com