Declaración del Ing Guillermo Caram Vicepresidente del Directorio Nacional y Coordinador de las Comisiones Técnicas de la candidatura presidencial del PRSC

Sobre tres temas de interés nacional:

  • Irresponsabilidad en el manejo económico del gobierno
  • La campaña no debe convertirse en concurso de promesas
  • Los cacerolazos no son clientelistas

 

Desarrollo de los temas:

  • Faltando 203 días para la terminación del presente período de gobierno, insistimos en la irresponsabilidad con que el gobierno está actuando en los siguientes puntos:

 

  • En la indiferencia mostrada frente a una crisis económica internacional, de repercusiones nacionales insospechables que todavía no se pueden dimensionar; cuando, si se tomaran las previsiones de lugar, la economía dominicana pudiera resultar favorecida con la misma.
  • En el festival de subsidios sin las previsiones fiscales correspondientes hasta el mes de las elecciones, con la marcada intención de retirarlos una vez  terminen las mismas

 

  • Ante la pobreza desnudada por las tormentas Olga y Noel que hicieron callar el discurso de “milagro económico” que predominaba en el gobierno.
  • La opinión pública no debe permitir que la presente campaña se convierta en un escenario para un concurso de irresponsables promesas electorales como están participando el gobierno y algunos opositores; sino convertirla en escenario para responsables planteamientos sobre los temas que deben ser abordados en una Agenda  a discutir, para la toma de decisiones conjuntas, entre todas las fuerzas activas de la nación - políticas, empresariales, profesionales, populares, comunitarias, etc - para solucionar los graves problemas que se destaparán cuando se abra esa caja de pandora que nos dejará el gobierno del PLD el próximo 16 de Agosto originados en:

 

    • el inadecuado modelo económico seguido que apoya las importaciones de consumo en lugar de la producción nacional,
    • en el artificial crecimiento económico medido a través de indicadores inadecuados

 

    • en la estabilidad sustentada en el endeudamiento,
    • en el consecuentemente enorme déficit de la balanza de pagos,

 

    • en el enorme  derroche de gasto público generador de déficits
    • en la pérdida de competitividad de nuestra economía reconocido por los principales foros económicos mundiales

 

    • en los favoritismos económicos y sociales en la distribución del gasto
    • Los cacerolazos constituyen la expresión menos clientelista del clientelismo. Ciñéndonos a la definición de cliente del diccionario de la RA, “persona que está bajo la protección o tutela de otro”, o de  lo que es un cliente en el comercio que relaciona directa y estrechamente al comprador con el vendedor; nada de eso sucede en los cacerolazos. En ellos no se sabe quien recibe la asistencia del candidato, no se compromete al que recibe la ayuda. Las personas asisten libre y voluntariamente sin que nadie las lleve y sin presión alguna. No se pasa lista ni se apunta a nadie, ni se condiciona la ayuda. No es el caso de los padroncillos que desarrolla el partido de gobierno en los que pretenden controlar el ejercicio del sufragio, según han admitido funcionarios oficiales; pudiendo recurrir a la posibilidad de cruzar ésta información con los beneficiados de las tarjetas solidaridad.