Por Dr. Ysócrates Andrés Peña Reyes*

Las conclusiones arribadas en diversos foros y talleres realizados por el Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD), en sus enfoques y visión de cara al presente y al futuro, son del criterio, que para el Estado y la sociedad dominicana, ha resultado muy beneficioso en las últimas décadas, los esfuerzos que han desplegado los diferentes sectores sociales en las provincias y regiones del país, mediante la implementación de iniciativas, que sin lugar a dudas, son hoy en día, fundamentales para soportar el desarrollo sustentable junto a su planificación estratégica en República Dominicana

Iniciativas las cuales valora en su justa dimensión, por ellas haberse constituido en nuestras regiones, en el motor y guía, de la consolidación de sus instituciones y de ciudadanos más conscientes de sus responsabilidades sociales, y especialmente, de un liderazgo fuerte e innovador, que se ha abrazado a las propuestas que desde el año 1991, que han venido realizando las diferentes direcciones que componen el CRD, con la finalidad de conducir al país, hacia horizontes que le permitan solucionar el atraso social y sus males, por medio de una idónea planificación del uso de los recursos y la toma de decisiones, a nivel de todas las dependencias que integran los municipios, las provincias y el gobierno central.

Factor que marca como transformador, por entender que para cumplir con las exigencias del mundo actual, como las del progreso colectivo y personal, estamos en la obligación de proveernos de las herramientas que ciertamente nos permitan definir con claridad y eficacia, las metas que debemos alcanzar en un periodo de tiempo determinado, para crear las plataformas que garanticen en su mayor plenitud, que avancemos sobre bases firmes en el desarrollo socioeconómico y el sociopolítico.

Realidad que traza su razón de ser, plasmándola a través de la planificación estratégica, al enmarcar ésta, como la mejor opción que detentamos, en la obtención de las columnas que requerimos, para impulsar de manera correcta las ejecutorias locales y nacionales, con la finalidad de erradicar los perjudiciales problemas engendrados, tras la aplicación de iniciativas y decisiones municipales y nacionales, sin contar con las estrategias y los planes de prioridades requeridos, y además, sin la debida participación de los actores claves en cada una de nuestras comunidades.

Ruta sugerida por el CRD:

Conforme a los postulados sobre la problemática tratada, para el organismo los nuevos tiempos imponen como ruta impostergable, soportarnos en la planificación, procediendo alejarnos radicalmente del empirismo y la improvisación, para redefinir con los niveles de sabiduría que amerita, las metas que reclama nuestra nación y sus comunidades, para establecer con certeza y sin equívoco cuáles son las prioridades que deben sustentar su desarrollo.

Agregando, al cometido propuesto, tomarse en cuenta las directrices contenidas en las estrategias metodológicas que en favor del bienestar integral y permanente, de cara a las próximas décadas ha formulado su dirección técnica y que ha sido puesta en manos de los estamentos estatales y los organismos internacionales, para su debida ponderación y ejecución en las zonas rurales y urbanas del país.

En pro del bienestar social y la paz que todos aspiramos, acoplada con la inserción de República Dominicana en el mundo desarrollado y de la economía de altas tecnologías, el Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD), plantea como objetivo vital, seguir afianzado la unión de esfuerzos y voluntades, para disfrutar en gran abundancia de los frutos que nos arrojará el desarrollo estratégico y armónico.

El autor es:

Por Dr. Ysócrates Andrés Peña Reyes, Director General del Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD), Abogado y Politólogo, Tel. 809-244-5496.- Correo: crdnordeste@yahoo.es.- San Francisco de Macorís. RD.