Por: Amin Cruz

La Junta Central Electoral, (JCE), debe estar alerta para las confrontaciones que vendrán , dado al comportamiento del PRM y algunos sectores, movimientos y hasta partidos minoritarios que se preparan para el próximo domingo15 de mayo 2016, ellos están torpedeando todas las iniciativas positivistas de la JCE, lo que indica una posible confrontación, ante, durante y después de las elecciones.

El PRM wn toda la campaña electoral solo se ha dedicado a criticar las iniciativas de la Junta Central Electoral y el trabajo que ha venido realizando el gobierno del Presidente Danilo Medina. Este grupo no ha podido presentar un programa de propuestas al pueblo dominicano y eso nos preocupa como ciudadano, porque al no tener iniciativas positivas, recurren a las negativas.

Ellos después de haber aprobado y hasta impulsado el voto electrónico que es visto como una herramienta para lograr que el proceso electoral sea más eficiente y para generar una mayor confianza en la realización de las votaciones, ahora lo rechazan y piden volver al sitema tradicional que ellos habían criticado toda la vida, como obsoleto para estos tiempos.

Que nos indica eso?, que ellos buscan un caos o una confrontación, con el objetivo de desacreditar el proceso electoral de la JCE. El plan de ellos es crear el caos durante el proceso de conteos, para salir el lunes hablando de fraude ante los organismo internacionales, desconociendo el triunfo del presidente Danilo Medina y los demás candidatos electos del PLD y partidos aliados.

El voto electrónico es en los momentos actuales la vía más transparente que tiene la sociedad para eliminar el trauma del pasado con relación a fraudes y desconfianza. Las soluciones de voto electrónico pueden hacer que el voto sea más seguro, acelerar el procesamiento de datos y facilitar el proceso de conteo preciso y seguro.

Rogamos a Dios para que derrame bendiciones a todos los empleados y ejecutivos de la JCE y al pueblo dominicano para que el proceso de votación se desarrolle en paz y tranquilidad por el bienestar del futuro del país. Debemos rechazar todo tipo de confrontaciones, provocaciones y enfrentamientos vengan de donde vengan.

El país debe permanecer en paz y tranquilidad ante, durante y después de este proceso electoral, para que nuestra institucionalidad siga progresando sin ninguna interrución; por el bien de la patria y demás fundadores de nuestra nacionalidad, roguemos todos a nuestro creador.