Fitzgerald Tejada Martinez

El quinto poder es una denominación que da continuación a la serie de los tres poderes clásicos de Montesquieu: Charles Louis de Secondat, Señor de la Bréde y barón de Montesquieu, quien fue un historiador y pensador político francés, que vivió durante la llamada Ilustración, siendo el articulador de la teoría de la separación de poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), introducida posteriormente en muchas de las constituciones de países en todo el mundo.

Luego, el cuarto poder que se atribuyó a los medios de comunicación (La prensa), hace referencia al instrumento o forma de contenido por el que se realizan los procesos comunicacionales entre las personas, cuya creación es atribuida al escritor, orador y político anglo-irlandés, Edmund Burke, quien dio lugar a una prueba casi profética de perspicacia política, debido a que en aquel momento, la prensa no había logrado el extraordinario poder que alcanzaría años más tarde en todos las naciones libres del mundo.

Más tarde, a finales del siglo XX, comienzos del siglo XXI, nace como concepto el quinto poder que se aplica a dos fenómenos muy distintos entre sí, pero igual de importantes. Por un lado, el fenómeno que surgió de la intervención económica del Estado, específicamente del gobierno sobre el mercado, conocido como neoliberalismo. Y, por otro lado, el que surgió en torno a la red de Internet, conocido como el fenómeno de las redes sociales.

A partir de entonces, las redes sociales poseen una influencia extraordinaria que junto con la evolución del internet, se coloca como la herramienta de persuasión más eficiente y poderosa del mundo, ayudando a mantener una relación directa a una enorme población que se conecta a través de ella.

Su origen se remonta al año 1995, cuando Randy Conrads, crea el sitio web classmates.com, con el cual se pretendió que la gente pudiera recuperar o mantener el contacto con antiguos compañeros de colegios, institutos, universidades, etcétera.

Posteriormente, en el año 2002, comienzan a aparecer sitios web promocionando redes de círculos de amigos en línea. Y, en el año 2003, cuando el término se empleaba para describir las relaciones en las comunidades virtuales, se hicieron populares sitios tales como MySpace y xing.

Actualmente existen más de 200 sitios en la web, y si bien, friendster, ha sido uno de los que mejor ha sabido emplear la técnica del círculo de amigos, la popularidad de estos sitios ha crecido rápidamente. Por consiguiente, grandes compañías han entrado en el espacio de la internet, estableciendo este medio como el más fácil, rápido y explosivo canal de comunicación para transmitir y recibir todo tipo de contenido a cualquier rincón del hemisferio.

Por ejemplo, Facebook, es la red social más frecuentada actualmente, estimándose que más de mil millones de personas, una de cada siete en el mundo, está en esta red, sin embargo, Twitter, es la red social de mayor influencia, utilizada para compartir e intercambiar información mediante breves comentarios de texto llamados tweets, que le permite al usuario conectar con otros cibernautas para compartir noticias en tiempo real.

En esencia, Twitter, Facebook, LinkedIn, Wildfire, Kickstarter entre otras, están revolucionando el mundo, modificando la manera en que la gente, las empresas y las organizaciones, están llevando a cabo sus procesos de transformaciones.

Por ende, las redes sociales no solo están cambiando la forma en que las personas se comunican entre ellas, sino que el cambio también está logrando influenciar sobre las tomas de decisiones de las mismas, gracias a que posee los resortes socioeconómicos y sociopolíticos para ello, debido a que tanto el poder político como el económico están interconectados con el dominio que emana de un sistema concreto denominado: La información. Y, si se produce la información con un contenido de calidad, lo que se comparte tendrá efectos demoledores.

En efecto, esto explica las razones que le atribuyen a las redes sociales una serie de eventos que la convierten en el quinto poder de influencia mundial, generado a través de una forma espontánea de afinidad entre los seres humanos, especialmente entre los jóvenes, cuya presencia imprime un potencial adicional de identificación interpersonal que suele permitir un flujo empático con altos niveles de asertividad.

Decía el escritor y periodista, Miguel Ángel Nicolás Ojeda, que "las redes sociales se han convertido en el más importante ámbito de interacción social entre los jóvenes, que crean un perfil para relacionarse con los demás".

En conclusión, este será el siglo de los grandes cambios tecnológicos y las redes sociales que han jugado un papel preponderante en ese hecho, estarán situadas como el elemento principal que revolucionó y transformó la forma de comunicación de la humanidad.