Por: Rafael Hernandez

Hay muchas personas que creen - incluso intelectuales, políticos y militares-, que son los líderes que hacen la historia. Pero resulta y viene a ser, que es todo lo contrario; son los acontecimientos sociales, económicos y políticos por el control del poder y los medios de producción, los que cada cierto tiempo producen los líderes políticos y militares.

Sino se hubiese producido el golpe de Estado que el 25 de septiembre de 1963 derrocó al gobierno del profesor Juan Bosch, ni los estadounidenses hubiesen invadido el país el 28 de abril de 1965; Fernández Domínguez ni Caamaño Deño, hubiesen emergido como líderes Nacionales en esas dos contiendas. Claro que también para que ellos hayan sido los líderes de esos eventos, ambos poseían ciertas condiciones de liderazgo entre sus compañeros de la Fuerzas Armadas.

Fueron varias las circunstancias sociales, económicas y políticas que determinaron que Danilo Medina fuera escogido, primero a lo interno de su partido, luego esas mismas circunstancias, hicieron que se convirtiera en presidente al ganar las elecciones de mayo de 2012. Sino no se hubiesen dado esos hechos históricos Danilo no hubiese sido hoy el líder de la nación.

Fueron las circunstancias que se dieron en 2009 cuando fue firmado el contrato de explotación de la mina de Pueblo Viejo entre el Estado dominicano y la Barrick Gold, para que Danilo Medina al forzar a la minera a firmar un nuevo contrato más

Ventajoso para el país, se creciera como líder político dominicano.

Ha sido la combinación de las exitosas visitas sorpresas a los campos dominicanos puestas en prácticas por el presidente para prestar dinero a bajos y blandos intereses a las cooperativas agrícolas y pecuarias, el programa de banca solidaria para ir en ayuda de los pobres y de las MIPYMES, entre otros factores; que determinaron que en una encuesta publicada en el 2013 por la firma Mejicana Mitosfky, Danilo Medina obtuviera la estratosfera valoración de un 90% como líder regional. El porcentaje más elevado en una encuesta realizada entre mandatarios de América, Europa, Asia y Australia.

Fueron las circunstancias que derivaron de la puesta en marcha de las Visitas Sorpresas las que determinaron que la FAO y la ONU hayan reconocido a Danilo Medina como un singular líder político que ha hecho que su programa de visitas esté siendo emulado en otros países.

Sino se hubieran dado las circunstancias socioeconómicas para que en dos años 528 mil personas salieran del umbral de la pobreza, ni que 224 personas salieran de la indigencia, hoy día, esas 752 mil personas no estuvieran valorando a Danilo Medina como su redentor social y líder político.

Han sido las circunstancias históricas que se han combinado en el área de la educación para que en dos años; se hayan construido 10 mil nuevas aulas para estudiantes, que junto al nuevo modelo de Tandas Extendidas; desayuno, comida, merienda, cuadernos, libros y calzados gratis. Más, la alfabetización de 626 mil personas; que han convertido a Danilo Medina en el líder de esos 626 alfabetizados, de dos millones de estudiantes y el millón de padres de estudiantes que se han beneficiado de esos hechos.

Por los hechos referidos anteriormente, me niego a creer que el presidente, sabiendo que las encuestas publicadas el pasado mes de junio le otorgaron 70% como candidato para las elecciones del 2016 - la más alta valoración entre todos los posibles candidatos para ese certamen electoral-, pretenda impedir que su pueblo use la figura del Referéndum para que el presidente pueda presentarse a la reelección por un segundo mandato. Mandato otorgado por el pueblo. No como las reelecciones que se hicieron en el pasado sin consultar al universo soberano.

Me niego a creer que un presidente que actualmente tiene a propios y adversarios hablando maravillas de sus éxitos como estadista, tenga la intención de soltar en banda a su pueblo para las elecciones de 2016.

No puedo creer que un presidente que por sus acertadas políticas públicas ha cautivado a todo un pueblo, que por ello está en la cresta de la ola de la popularidad, pretenda desconocer, que tal y como le dijo el ex presidente de Brasil Ignacio Lula da Silva, cuatro años no son suficientes para un presidente que lo está haciendo bien.

Porque la política es ciencia y arte a la vez nos decía el maestro. El presidente Danilo Medina como emulador del discipulado de Bosch ya ha demostrado la eficaz aplicación de la parte que es ciencia en la actividad política. Ahora es el momento de aplicar la parte que es arte.

Nunca antes el pueblo llano de a pie, había sentido tan de cerca a un presidente dominicano. Pero tampoco, nunca antes al pueblo había tenido la oportunidad de utilizar la figura del Referéndum.

Saber que este es el momento de que el soberano utilice esa figura constitucional y no impedírselo, demostrará que Usted es un Estadista que tanto sabe usar la política como ciencia, y cuándo y cómo ha de usarla como arte.

Presidente no se lo impida, deje que sea el pueblo que decida democráticamente que usted sea o no el candidato presidencial por el PLD para las elecciones de 2016.

Santo Domingo, julio 28, 2014