Quiere decir que para Participación Ciudadana y unos "vivos" que han secuestrado la sociedad civil (que somos todos) y las ONG, en este país sólo existen dos corruptos, ¡y eso!: porque los peledeístas ni se defienden, ni defienden a los que les han llenado el buche de arroz. Como decía Don Rafael Herrera: "Aquí todos somos corruptos", pero los peores no están en la fábula de que Leonel Fernández dejó un déficit fiscal de 200 mil millones de pesos (que sólo cabe dentro del veneno que tienen los posesos dentro de los 120 millones de cédulas neuronas), porque el rastro de las obras físicas, sociales, institucionales, constitucionales y políticas de Leonel están en todos los rincones del país.

Los que deben explicar (hablando en tártaro) son los que, según el PNUD de Valerie Juliana, llevaron un millón y medio de dominicanos a la pobreza extrema; eliminaron con sus políticas públicas 600 mil empleos y retrotrajeron el desarrollo económico del país y el índice de desarrollo humano 10 años atrás, acabando con todo lo que significaba ayuda social. Pero al mismo tiempo, quebraron 3 bancos y dejaron un déficit cuasi fiscal de 202 mil millones de pesos y las bóvedas de Banco Central con (-)17.0 dólares (el país en default) y amarrado como andullo con el FMI.

Pero eso no fue lo grande: lo grande fue que cogieron U$1,100 en Bonos Soberanos en una operación "sui géneris" (de 3 a 7 años de prisión a quienes los desviaran y la degradación cívica, Leyes 128-01; 01-2003), pero no obstante, nadie sabe en qué se gastaron cuando eran para capitalizar el Banco Central y hacer obras en las 31 provincias y el D.N. U$1,100 millonesx50=500 mil 100 millones de pesos, ¡que se esfumaron! Si fuesen ciertos los 200 mil de déficit que atribuyen a Leonel todavía estaríamos ante una chirlata al lado de ese fraude descomunal que otros hicieron, están sueltos, y el pueblo paga todavía.

No, que los corruptos son Víctor Díaz Rúa y Félix Bautista, dice la "jauría", con el no disimulado apoyo de la Fiscal del Distrito y el Procurador General de la República (como le hicieron a Wessin Chávez, descargado), pero a los del bando contrario no les exigen nada. ¿O acaso les han exigido a la Codacsa; a los 9 mil millones gastados en Autovía del Este; a los que hicieron el lago que ahogó a Jimaní; a los de la Autopista Eléctrica; a los que regalaron tierras para cementerios; al desmonte y reparto de Cumayasa y el CEA; a los que cercenaron por Ley 300 km2 de playas para apropiárselas; a las tarjetas Pepe-Card y los colibríes; a los de las nóminas de Quirino; a los del "mangú de las escuelas" y los que intoxicaron 13 veces a los niños con un desayuno que sólo se daba a un 1/3 de la matrícula escolar (Alejandrina llevó tres carretillas de pruebas, ¿?); se ha llamado a los de las Edes, las venta de las Itabos y el "Acuerdo de Madrid"; se llamó, acaso, al abogadete, ahora de Yeny Berenice, que falsificó la firma del Consultor Jurídico del Banco Central para decir falsamente que Leonel le debía a Banínter, y era al revés: Banínter tenía depósitos de Funglode; han llamado a los que se llevaron los hierros de la presa de Guaiguí; a Fenatrano, que le debía 500 millones al Reservas; al que hizo la gasolinera Isla en la zona verde de Las Américas; y a los que cogieron centenares de millones para obras que sólo se dieron el primer picazo. ¿Quieren que se las mencione todas, marcadas en mis listas? Llamaron a los que no terminaron la autopista San Cristóbal-Baní, sin que sepamos qué se hizo la contraparte cogida en préstamo.-

Por último: a Carlos Balcácer y a la juez Cristo Cristo que peleen hasta el final, hasta que Yeni lleve la cinta que le dio el abogado de ojos ahogados. ¡No debe haber corrupción sin sanción! Al PLD que ?pelee!, como dice Euclides.