PUNTO Y COMA

Por Santos Aquino Rubio

LA FALTA DE PUBLICIDAD, DEFECTO DEL SFS.

Todo comenzó. El Seguro Familiar de Salud, en la parte del Regimen Contributivo de la Ley 87-01, que establece un nuevos Sistema de Seguridad Social en el país, fue iniciado formalmente este primero de septiembre. Pero nació con un gran defecto.

Las autoridades no han tomado en cuenta que proyectos y acciones de esta naturaleza deben ser promovidas hasta el cansancio y llevada al conocimiento de la población, de manera efectiva, para que su aplicabilidad tenga sentido y surta los efectos deseados.

Pese a la gran inversión hecha para materializar este propósito de Gobierno, como de costumbre, faltó una pata importante. Faltó la publicidad. La Dirección de Defensa y protección al usuario de la Seguridad Social, conocida por las siglas de (DIDA), no tiene presupuesto para estos fines.

Este descuido se reflejó de inmediato, debido que la gente no entiende. No sabe, no comprende que hacer para considerarse inserto en el sistema. Tampoco sabe si está o no, ni que aseguradora (ASR), le pertenece.

Aunque se ha dicho, emulando el viejo refranero campesino de que “la carga se arregla en el camino”, hay que tomar en cuenta que si no se dan  los pasos a tiempo y si el jinete no asume la falta cometida, la carga puede también caerse.

Esperamos que todo salga bien, que el gobierno de los recursos para que la DIDA u otro organismo escogido, puedan encarnar una campaña de orientación que llegue a todos los sectores de la sociedad. Esto evitaría que los que siempre pescan en río revuelto estén a sus anchas con los incautos.

Es preciso establecer un presupuesto que permita, además de la publicidad a través de los medios informativos, se pueda producir documentación como brochures, cuadernillos y volantes, para los usuarios y hasta instructivos ampliados para los prestadores de servicios.

Ojala y nos hagan caso, para que esta inquietud que ponemos en el tapete contribuya a solucionar ese inconveniente que, de lo contrario pondrá en peligro la carga puesta en vigencia el primero de septiembre en curso.

El autor es periodista y abogado.