Por: Ing. José Adolfo Herrera Acevedo

La controvertida sentencia sobre la adquisición de la nacionalidad dominicana del Tribunal Constitucional, les ha dado a todos los dominicanos y las dominicanas un espacio luminoso no sólo para disentir, sino también, para definir de cara al presente y el futuro, quienes pueden ostentar nuestra nacionalidad; tema el cual, ha dividido a la sociedad dominicana en varias categorías de grupos de apreciación y visión social:

1) Los llamados nacionalistas (algunos ultranacionalistas), quienes han sido catalogados por sus opositores como racistas, negreros y de sentimientos inhumanos.

2) Los defensores de la nacionalidad dominicana que ostentan extranjeros afectados por la sentencia, los cuales sus oponentes los encasillan como anti dominicanos y como agentes al servicio de potencias extranjeras que se alega que pretenden unirnos con Haití, y

3) Los que pensamos que la sentencia tiene cosas buenas y cosas malas, que la misma no es blanca ni es negra, sino que tiene matices que debemos valorar.

La sentencia a nuestro parecer tiene cosas negativas y cosas positivas.

Lo Negativo de la Sentencia:

a) Del Caso de una persona, se derivaron consecuencias extraordinarias para muchas otras. Algo insólito.

b) El hecho de mencionar retrospectivamente el año 1929 trajo mucho "ruido" que ha perjudicado al país en organismos internacionales.

c) Por una Sentencia emanada de un Tribunal Competente, en este caso El Tribunal Constitucional, hace que la misma no deba ser desacatada: Esa sentencia es nuestra, simple y llanamente.

d) El hecho de que sea legal, no significa que sea justa.

e) Va a traer muchos casos de injusticias y el proceso de cumplir la misma será largo, tedioso, se prestará para actos indecorosos.

f) Motivado por la Sentencia que abre las puertas a la regularización se ha iniciado un verdadero éxodo del otro lado de la isla, llegando miles de ilegales en una frontera que se encuentra prácticamente abierta.

g) La sentencia nos deja en una mala posición de desventaja en relación a la política exterior del país Vs. la política exterior de Haití. (Obviamente ellos sí tienen una agenda definida).

h) Existen casos, que aunque el Presidente ha dicho que deberán ser tratados uno a uno, de hombres y mujeres que tenían sus documentos en orden como dominicanos descendientes de haitianos y que han realizado su vida totalmente en La República Dominicana, con nuestra cultura y costumbres que hoy son profesionales y padres y abuelos de otros dominicanos y surge la pregunta: ¿Qué pasará con ellos?. ¿Cómo se resolverá su situación?. A estas personas no hay que nacionalizarlos, ya son dominicanos de hecho y de derecho: ¿Cuál será entonces "el bajadero"?

Lo Positivo de la Sentencia

a) Por fin se aplicará la Ley de Migración y su Reglamento.

b) Podremos regularizar la situación de miles de extranjeros con los diferentes tipos de visas que se aplicarán (Temporales, Trabajo permanente, Nacionalizaciones, etc.).

En el Consejo Regional de Desarrollo (CRD) pensamos que ya que tenemos la sentencia, simplemente hay que empezar a ponerla en práctica, eso sí, respetando siempre los derechos humanos y los derechos adquiridos de los inmigrantes que han puesto su grano de arena en el desarrollo de la nación dominicana.

José Adolfo Herrera Acevedo

Coordinador de Provincias del Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD), ingeniero, empresario y catedrático universitario. Tel. 809-244-5496- Correo:crdnordeste@yahoo.es