Por: Ing. José Adolfo Herrera Acevedo

Desde principios de este año se diò inició en el país una especie de escarceo para modificar el Código de Trabajo vigente en La República Dominicana y adecuarlo así a los nuevos tiempos en que vivimos.

Aunque las partes involucradas (Trabajadores, empleadores y Gobierno) en la revisión del mismo, en principio están de acuerdo con la Revisión y adecuación del Código de Trabajo, no menos cierto es que ha salido a la luz el primer escollo que es la Cesantía por los derechos adquiridos de los trabajadores.

Por considerarlo como muy importante para el desarrollo del país, el Consejo Regional de Desarrollo (CRD), por medio de su dirección técnica inició un ciclo de consultas para tratar el tema y ver de que forma podría poner un granito de arena para que la República Dominicana cuente con un instrumento positivo que le permita la creación de más empleos formales sin menoscabo de los derechos adquiridos por los trabajadores.

La Posición de los Trabajadores:

Los Sindicatos y grupos que representan a los trabajadores son opuestos en forma tajante, como es su derecho, a que se realice una reforma que en cualquier aspecto lesione los derechos adquiridos de los trabajadores, aunque han expresado que se encuentran abiertos a un diálogo franco.

En sentido general, están de acuerdo en la revisión del Código, pero se oponen de forma decidida a que se toque la cesantía y lo concerniente a las mujeres en estado de embarazo, entre otros.

El proceso de reforma se pone de relieve por los planteamientos de las organizaciones empresariales que consideran sumamente altas las prestaciones laborales establecidas en el Código de Trabajo, principalmente el Auxilio de Cesantía.

El Auxilio de Cesantía se encuentra definido en el artículo 80 del Código, en donde se establece que es la indemnización que se le paga al trabajador cuando el contrato suscrito por tiempo indefinido termina por la voluntad del empleador o con responsabilidad para el mismo.

Los diferentes sectores que agrupan a los trabajadores, establecen de forma contraria que el Auxilio de Cesantía es una compensación adecuada y justa por los bajos niveles de los salarios en el país.

Los sectores empresariales y empleadores consideran el Auxilio de Cesantía como una retranca, ya que con la gran cantidad de costos laborales actuales (Seguridad Social, Seguros de Accidentes, Fondos de Pensiones, etc.) lo que nos hace ineficientes en cuanto a la competitividad se refiere. Consideran que la situación anteriormente descrita se vuelve sumamente crítica en las medianas y pequeñas empresas y ésta posiblemente sea una de las razones principales para el crecimiento desmedido que tenemos de empleo informal en el país.

Real y efectivamente que la modificación del Código de Trabajo es un asunto delicado y álgido que El Consejo Regional de Desarrollo (CRD), desea expresar que aunque la revisión del mismo es imperante actualmente y ya el Gobierno Dominicano inició los debates para su modificación, siempre deberá hacerse respetando los derechos adquiridos por los trabajadores.

Ya los debates se cerraron y la comisión tripartita compuestas por expertos en la materia deberá rendir sus informes en el primer trimestre del año 2014.

Lo más importante de este debate es llegar a relaciones ganar ? ganar, en las cuales, tanto el sector trabajador como el empresarial resulten gananciosos y podemos contar con herramientas que contribuyan al desarrollo nacional y a mejores condiciones de vida de los trabajadores.

José Adolfo Herrera Acevedo,

Coordinador de Provincias del Consejo Regional de Desarrollo (CRD), Ingeniero, Empresario y Catedrático Universitario.-Tel. 809-244-5496 y Correo: crdnordeste