José Adolfo Herrera Acevedo

Con la Ley 87-01 y su reglamento aprobado por medio del decreto 969-02 del 19 de diciembre del año 2002, la República Dominicana dio un paso trascendental para la creación de los fondos de pensiones del universo de trabajadores, lo cual ha generado recursos propiedad de los trabajadores que crece cada día por las aportaciones y por los intereses recibidos, producto de las inversiones.

.

En las últimas semanas hemos visto cómo se han destacado los ingresos y beneficios que reciben las AFP, motivo por el cual se ha desatado toda una campaña de opinión pública para que puedan bajar estos ingresos que aparentan ser exagerados.

Dado que los Fondos de Pensiones tienen un crecimiento geométrico, motivado por las cotizaciones, en primer lugar, las cuales deberán ir aumentando con la creación de empleos formales y la transparentización de los sueldos actuales, y desde luego por los intereses recibidos por la colocación de dichos fondos en un portafolio diversificado, es imperiosa la necesidad de revisar las comisiones que reciben las AFP, desde luego de una forma justa y que no perjudique a los propietarios de Los Fondos de Pensiones, Los Trabajadores.

El uso de los Fondos de Pensiones que actualmente sobrepasan los $300 Mil Millones de pesos, se realiza bajo una normativa muy estricta.

Los fondos de pensiones sólo se pueden invertir en instrumentos y emisores autorizados. Y esto es así, ya que el emisor de la oferta debe cumplir con una serie de requisitos que han sido diseñados con el objeto de proveer seguridad a la transacción.

Dentro de los instrumentos contemplados por la ley se encuentran depósitos a plazo Fijo, letras hipotecarias y otros títulos emitidos por las instituciones bancarias, títulos de deudas de empresas públicas y privadas, acciones de oferta pública, títulos de créditos, Banco Central, etc.

Con la aprobación de la Ley 189-11, para el Desarrollo del Mercado Hipotecario y Fideicomiso constituyó un paso de importante para enfrentar el déficit habitacional del país, estimado en más de un millón de viviendas.

Desde que se formuló la propuesta de ley se ha pensado especialmente en el financiamiento del sector vivienda por medio de los fondos de pensiones, lo cual puede ser un buen negocio: Ganar-Ganar, para todo el mundo.

? Ganan los promotores de vivienda, ya que contarán con una fuente de financiamiento extraordinaria a un buen precio

? Ganan los usuarios o compradores de vivienda, ya que tendrán acceso al financiamiento con un interés justo, con la seguridad y garantías que le proporciona el fideicomiso.

? Ganan las AFP, porque pueden obtener buenos dividendos por encima del promedio de la banca

? Ganan los trabajadores, dueños de los Fondos, porque pueden obtener mayores ganancias de los mismos.

En investigaciones que hemos realizado por medio de la Dirección Técnica del Consejo Regional de Desarrollo (CRD), hemos podido constatar que en algunos meses las AFP han tenido ganancias muy altas, pero ojo, no se debe al famoso 30% que explicaremos más adelante, sino a la forma de valoración de los títulos colocados que es a lo que se debe poner atención al cambiar la ley.

En el CRD pensamos que el modelo actual es adecuado y procederemos a explicar el por qué de nuestra aseveración:

1) El 30% de comisión, no es por el monto de los Fondos.

2) El 30% de comisión tampoco es sobre los dividendos totales percibidos

3) El 30% de comisión se aplica a la diferencia de la tasa que se logra colocar, menos el promedio

de las tasas pasivas de los Bancos.

Como ejemplo podemos decir que la media actual de los Fondos de pensiones se ha colocado a un 10% y la Banca en promedio paga alrededor de un 6%. Esto nos da una diferencia de un 4% mayor a lo que se ganaría sí los fondos estuvieran en los Bancos directamente. Entonces el 30% se aplica a esta diferencia. Es decir el 30% del 4%, lo que arrojaría un 1.2% de los Fondos de Pensiones aproximadamente, lo que de forma neta arroja una cantidad considerable de comisiones.

Ahora bien, esta cantidad de dinero de forma neta irá aumentando en la medida en que sigan aumentando los Fondos de Pensiones, por lo que sí se podría buscar una nueva fórmula que simplifique el sistema, pero teniendo siempre en cuenta que se debe buscar beneficiar a los trabajadores que son los verdaderos dueños del dinero.

José Adolfo Herrera Acevedo,

Coordinador de Provincias del Consejo Regional de Desarrollo (CRD), Ingeniero, Empresario y Catedrático Universitario. Tel. 809-244-5496 y correo: crdnordeste@yahoo.es