* Isidro Pichardo Santos

La provincia Juan Sánchez Ramírez, detenta grandes atractivos en toda su geografía, como el Lago de Hatillo con 48 Kms. de aguas navegables, enclavado en el Parque Nacional Aniana Vargas; las diferentes guácaras dotadas de hermosos petroglifos de nuestros aborígenes, los cuales se encuentran en perfectas condiciones y delicado cuidado para los visitantes, así como nuestros lugares históricos, templos antiguos, nuestro carnaval, entre otros elementos.

Debido al enorme potencial ecoturístico con que la dotó el gran hacedor del universo, y al mismo tiempo por el más imponente y atractivo turístico creado por la mano del hombre (El Lago de Hatillo), la provincia fue declarada Ecoturística mediante la Ley 40-08 del 16 de enero del año 2008, y desde entonces, esta loable iniciativa no ha pasado de los papeles y normativas que la sustentan como tal.

Producto de la referida Ley, se incorpora por mandato de la misma y por iniciativa de la Cámara de Comercio de la Provincia Sánchez Ramírez y las demás instituciones miembras de dicha institución, el Consejo de Desarrollo Ecoturístico de la Provincia Sánchez Ramírez, como requisito fundamental para que dentro de otras prerrogativas, poder acceder a los fondos que establece la misma.

Desde su declaración como Ecoturística no ha llegado a nuestra Provincia un solo centavo para desarrollar lo que entendemos es su extraordinaria belleza natural y que erróneamente, la hemos mantenido durmiendo el sueño eterno.

Con profunda extrañeza, de manera religiosa sale publicado en la Prensa Nacional y en el informe de la Ley de ingresos y gastos Públicos, el nombre del Consejo de Desarrollo Ecoturistico de la Provincia Sánchez Ramírez, con la asignación de RD$5,000,000.00 (Cinco Millones de Pesos), mientras nadie sabe, ni se interesa, a dónde o a que institución van a parar los recursos para desarrollar nuestro Ecoturismo.

Mientras el hacha va y viene, ya van publicados RD$25,000,000.00 que para algo habrían servido en el desarrollo de lo que consideramos nuestro verdadero oro, el enorme potencial Ecoturistico que pertenece a cada hijo e hija de esta hermosa y atractiva Provincia Sánchez Ramírez.

Son nuestras mayores aspiraciones propiciar el tan anhelado desarrollo de nuestra Provincia y que pongan todo el interés necesario para que la mano amiga del gobierno central, a través del ministerio de turismo, ponga en ejecución una serie de proyectos que en materia de ecoturismo mantiene en carpeta el Consejo de Desarrollo Ecoturístico de nuestra Provincia, así como la Universidad Iteco y otras instituciones de nuestra comunidad.

También es contraproducente observar como a cinco años de haber sido elevada nuestra Provincia Sánchez Ramírez a categoría de ECOTURISTICA junto otras provincias como Monseñor Nouel, Monte Plata, entre otras, ninguna hasta el momento ha recibido el apoyo del Ministerio de Turismo, mientras hace apenas unos dos meses, se aprueban, a iniciativa del mismo Ministerio, la creación de nuevas Provincias con igual categoría de Ecoturísticas.

La pregunta es: ¿no será para que corran la misma suerte que la nuestra?; en razón que la evidente falta de inyección de los recursos humanos y económicos que se requieren, y además, la ausencia de una bien articulada estrategia para el desarrollo ecoturistico del país, dan el perjudicial resultado, de que nuestro Ministerio de Turismo está carente de una correcta visión, para poder entender que el turismo dominicano no puede seguir siendo soportado exclusivamente en el de Sol y Playa.

*Isidro Pichardo Santos,

Coordinador Cibao Oriental del Consejo Regional de Desarrollo (CRD),

Empresario y Economista. Tel. 809-244-5496 y Correo: crdnordeste@yahoo.es