Que me den mí parte del Estado
                          
Por Fernando Puesán

En la medida que ha pasado el tiempo, han surgidos diferentes tipos de gobiernos uno más desastrosos  que otros, pero todos por el mismo camino de endeudar, malvesar y vender los bienes del Estado.

La democracia dominicana se puede definir, como la soberanía que ejerce el pueblo para  eligir a los dueños del país por un período determinado mediante el voto, para que los elegidos puedan resolver sus problemas personales con tendencia a empobrecer a quien los eligió; es decir al pueblo.

La Constitución de la República Dominicana, la cual en un momento fue definida por el Dr. Joaquín Balaguer como “un pedazo del papel” y no ha dejado de serlo, porque el pueblo no le exige a sus gobernantes que se rijan por ésta; es decir los gobernantes hacen lo que les da la gana y este sistema en vez de beneficiar a la mayoría, solamente la minoría se beneficia de las bondades del Estado.

La Constitución de la República Dominicana, en su artículo no. 2, dice : “la soberanía nacional corresponde al pueblo, de quien emanan todos los poderes de Estado, los cuales se ejercen por representación”.  Tambien tenemos entendido que “ los bienes y deudas del Estado pertenecen al  pueblo” y que los gobiernos reconocen que no pueden administrar los bienes del Estado y se lo venden al mejor postor dejandoles “pingües beneficios” y al pueblo qué? ¿de qué? !yo no se!.

Como la  “soberanía nacional corresponde al pueblo, y es quien emanan todos los poderes del Estado” y para ¡por fin!, lograr un beneficio individual, que sería un beneficio colectivo y asi nos libraríamos de las promesas de los políticos, y en vez de los gobiernos vender los bienes de pueblo, por qué no seleccionamos un equipo de profesionales para que vendan todos los bienes y repartirnos el dinero entre los nueve  millones de dominicanos?.  Ejemplo si los bienes del Estado los vendemos en mil millones de dólar y se divide entre los nueve millones de dominicanos, cada uno tocaría a ciento once millones de dólar aproximadamente....y a quien no le gusta eso?

Despues que hagamos lo anterior, estamos seguros que los problemas serían menos graves que los que estamos pasando en este momento y “pal carajo que cada cual haga con su parte lo que le dé la gana”.