Los partidos con dueños

Por Santos Aquino Rubio

Alrededor de una veintena de partidos de los denominados minoritarios, emergentes o de cuadros, son organizaciones regenteadas por un dueño que asume, con calidad o no, la condición de líder como sinónimo de jefe.

En las últimas décadas ha sido cuesta arriba para los dirigentes que por su condición de empresarios, de ricos o de amigos de determinadas figuras, colocarse las camisetas o pantalones de Trujillo, Bosch, Balaguer, Peña, Majluta y otras figuras que, en menor dimensión probaron su condición de líder o caudillos dentro de sus partidos.

La verdad es, que estos partidos con el pasar del tiempo suben y bajan su nivel de militancia. Todo depende de la posición que ocupen sus dueños, tras negociar, como en cada proceso electoral ocurre, con el mayoritario que asuma la cosa publica contando con su apoyo, en mayor o menor grado.

Los dirigentes de estos pequeños partidos siempre buscan estar cerca del jefe o dueño, para con su influencia conseguir una senaduría, sindicatura, en el menor de los casos, una regiduría.

Por eso, en esas organizaciones se hace lo que diga el dueño, se marcha por donde este lo dispongan y quienes por alegatos, quizás basados en conocimientos adquiridos, experiencia o estudio, pretenden contradecir o sugerir, suelen ser botados como empleados serviles o aceptar sus boches y callar.

Si acaso tiene alguna duda con este razonamiento, fruto de las vivencias y del ejercicio de la sacrificada profesión de periodista, haga la prueba, móntese en el tren o el autobús conducidos por estos dueños y luego veremos como queda y si se trata o no de un negocio redondo.

Los únicos caudillos que, siendo una especie de dueños, lograron reunir diversidad de pensamiento, de ideologías y de criterios profesionales en su entorno, alcanzando el poder sin ser bisagras son Rafael Trujillo, del 1930 al 1961; Joaquín Balaguer, de 1966 al 78 y del 86 al 96, Juan Bosch, en 1962, gobernando solo de febrero a septiembre del 63. El PRD y el PLD fueron poder cuando su líder primario entró en retiro y los diversos grupos internos unificaron esfuerzos.

El autor es periodista y abogado.