Por David Ramírez.

No hace mucho tiempo un periodista de Hato Mayor explicaba en un artículo que en la mayoría de las provincias del país casi siempre había más de cinco periodistas o comunicadores conocidos, pero generalmente uno alcanzaba notoriedad por encima de los otros, tenía una sencilla explicación para esto; por buscar buenas e impactantes noticias.

Yo agregaría también que ese periodista ha sobresalido por encima de los demás por tomar su trabajo en serio. Ha sabiendo que uno de los mayores problemas de la profesión es la precariedad laboral, por ser un oficio mal pagado, ese periodista reconoce que de su profesión depende la subsistencia familiar, por eso considera su trabajo algo especial.

Buscan las noticias en los lugares que otros pasan por alto (como el parque Central o la entrada de un banco) y siempre están "frio" con los vigilantes en los hospitales o con los policías para tener las primicias en los cuarteles u hospitales sobre un suceso o acontecimiento de importancia para la comunidad.

Esa clase de periodistas, que se encuentra en vía de extinción, están completamente convencidos que el ejercicio no es una moda, sino una vocación, un compromiso social, por eso se entregan por completo, las 24 horas, llegando a convertirse en muchas ocasiones una especie de guía para todo profesional de la noticia.

En Barahona hay buenos periodistas, universitarios y autodidactas, o sea, aquellos que se formaron también fuera del ámbito universitario y que igualmente dignifican la profesión, pero el que más sobresale entre todos es el periodista Teuddy A. Sánchez ¿Por qué? Por lo mismo que habíamos explicado anteriormente.

No es que Teuddy sea el mejor entre todos los periodistas y comunicadores de la ciudad, tampoco sobresale por el hecho de tener colgado en la sala de su casa un título universitario, sino porque siempre está en busca de las noticias frescas e impactantes (aquellas que llame la atención del público), tiene relaciones, sabe darle un adecuado manejo a las noticias, sabe cómo comunicarla, cuándo y en dónde.

Para ser el mejor periodista en una provincia no basta con estudiar comunicación social en una universidad, lo digo porque conozco a periodistas egresados universitarios que no saben redactar una noticia, periodistas que no les dan ni por los tobillos a veteranos de la talla de un Juan Francisco Matos o Alejandro Santana,es necesario leer muchos libros y sentir orgullo por la profesión.

No conozco en la ciudad un periodista que redacte ocho o diez noticias diarias como lo hace Teuddy A. Sánchez. Es cierto que muchas de ellas son crónicas rojas y algunas de carácter comunitario, pero son noticias. Ser un periodista hiperactivo es su gran debilidad, una situación que el año pasado acabó pasándole factura a su salud.

Por eso cuando pude leer en los diarios que la seccional del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) realizará este año los premios "Periodista del Año", en Barahona, me pregunté para qué si ya sabemos que el premio, salvo que decline su candidatura, recaerá en el licenciado Teuddy A. Sánchez. ¿Por qué? Porque fue el periodista con más coberturas noticiosas el año pasado y en lo que va del presente año.

La última vez que se realizó esta premiación, en el 2008, ya Teuddy lo había obtenido por segunda vez consecutiva y por cuarta vez en el renglón "prensa escrita".

Tal vez otros periodistas, por meritos, merezcan el premio, pero lamentablemente la mayoría de ellos no estuvieron el año pasado ni han estado este año a la altura en cobertura noticiosa que Teuddy A. Sánchez.

Es probable que algunos se sientan molestos con este comentario,pero tiene un claro mensaje para algunos holgazanes, nadie es dueño de las noticias, están en las calles esperando para ser contadas, sólo hay que salir a buscarla.

Por eso no me resultaría una sorpresa si durante la premiación escuchara en la voz de los jurados decir: ¡Y el ganador es... Teuddy A. Sánchez!