La boina que desquició al PPH

¿Qué es una boina? Tengo entendido que una boina es un atuendo que cubre la cabeza de hombres o mujeres.

Hay boinas tan famosas que al verlas aun solas se tiene la certeza de la cabeza que han adornado. Tal es el caso de la emblemática boina del Che Guevara.

El ejército popular de Vietnam, durante la guerra con Estados Unidos, se distinguió por las boinas de sus miembros (los VC), que a pesar de la inferioridad en armamento y otros aspectos materiales, infligió enormes daños a la potencia más poderosa de la Tierra.

Pero hay una boina que ha causado estragos en una formación política en medio de un proceso electoral.

Cuando aquel domingo 13 de noviembre de 2011 aparecía Margarita Cedeño debutando como candidata vicepresidencial peledeísta, arriba del capó de una yipeta, en jean, polo y una boina morada con la estrella amarilla del PLD, se inició la debacle del PPH.

Podemos decir que esa fue la boina que desquició al candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRD-PPH) y sus estrategas, quienes entraron en pánico cuando el lunes 14 apareció Margarita con su atuendo en la portada de todos los diarios nacionales.

Fue tanto el desbarajuste emocional que los voceros mediáticos del PPH la emprendieron contra los diarios por haber colocado en portada la fotografía de aquella actividad, con Margarita y su boina.

Y es que no se conoce en los anales político-electorales de los últimos tiempos que una simple boina haya causado tales estragos en una candidatura.

No hay dudas de que el impacto de esa boina ha sido terrible para la candidatura opositora, cuya suerte pareció sellarse a partir del crecimiento sostenido de Danilo Medina, quien ya figuraba con nueve puntos porcentuales de incremento en apenas tres meses.

La salida de Margarita al ruedo, con su boina morada, le ha ido agregando a la candidatura de Danilo, pues sin duda se trata de una figura atractiva, trabajadora, altamente valorada por todos los sectores no importa donde se ubiquen.

Ella ha cumplido más de la primera condición que debe tener un candidato vicepresidencial, es decir, que no reste, para agregar la más importante: sumar.

¡Que boina tan irreverente!

nelsonencar@gmail.com