VISION GLOBAL

Nelson Encarnación

La afirmación de Hipólito Mejía de que no ha ordenado ni patrocina la campaña de calumnias contra importantes figuras del gobierno, en particular de la doctora Margarita Cedeño de Fernández (la de Leonel), no es suficiente como para poner distancia de esta situación.

El sabe que está mintiendo a conciencia, pues existen evidencias de que autorizó a un ex funcionario del Banco Central poner en marcha el plan contra la candidata vicepresidencial del Partido de la Liberación Dominicana con su atípica manera de expresarse: "Dile a (F...) que le dé leña".

Lo emplazo por esta vía a que si es cierto que no está detrás de la campaña en cuestión, que se exprese públicamente defendiendo la honra de la señora Cedeño, bien porque realmente crea que ella lo es, o bien por aquello de que nobleza obliga.

Y es que como supongo recordarán muchos, en el año 2004 se desató una ola de maledicencia que trataba de vincular a Ramón Hipólito Mejía Gómez, el hijo mayor del entonces presidente, con un supuesto contrabando de arroz a través de la frontera.

En medio de esos rumores, Leonel Fernández, entonces candidato presidencial del PLD, salió en defensa del hijo de Hipólito, con unas palabras que no dejaron duda: "Ese es un hombre de trabajo y yo defiendo los hombres de trabajo".

Si el ex presidente y candidato a ganar las elecciones de 2004 precisamente frente a Hipólito Mejía hizo semejante defensa, no solo estaba demostrando que ninguno de sus allegados participaba de las calumnias, sino que su opinión acerca de la moralidad de Ramón Hipólito estaba fuera de todo cuestionamiento.

¿Por qué Hipólito no hace un pronunciamiento similar para limpiar el panorama y mandar a sus seguidores el claro mensaje de que no auspicia ni está de acuerdo con la campaña sucia?

Dudo que lo haga, pues su responsabilidad está comprometida.

nelsonencar@gmail.com