Diariodominicano.com

BEIJING, 10 nov (Xinhua) -- Un artículo firmado por el presidente chino, Xi Jinping, titulado "Dejen que la sabiduría de las civilizaciones antiguas brille en el futuro" fue publicado el domingo en el periódico griego Kathimerini (El Diario) antes de su visita de Estado al país europeo.

Una versión en español del texto completo del artículo es la siguiente:

Dejen que la sabiduría de las civilizaciones antiguas brille en el futuro

Xi Jinping

Presidente de la República Popular China

Es un gran placer hacer una visita de Estado al hermoso país de Grecia por invitación del presidente Prokopis Pavlopoulos. En 2014, hice una escala en Rodas, y quedé profundamente impresionado por la antigua y rica civilización griega y el pueblo griego trabajador y talentoso. Con gran respeto por las civilizaciones y altas expectativas de un futuro brillante, volveré a visitar este hermoso país, algo que espero con ansias.

Las grandes civilizaciones tienen mucho en común que ofrecerse entre sí. Hace más de 2.000 años, las antiguas civilizaciones china y griega brillaron en Asia y Europa. La época dorada del griego produjo muchos de sus grandes filósofos y gigantes literarios. Eso coincidió con un período en China cuando "un centenar de escuelas de pensamiento compitieron entre sí" y florecieron juntas. Nikos Kazantzakis, un gran exponente de la literatura griega moderna que había visitado China dos veces, comentó que "Confucio y Sócrates eran dos máscaras que cubrían la misma cara de la lógica humana". El humanismo, que tiene su origen en los sofistas de la antigua Grecia, resuena con la enseñanza confuciana de que "las personas son las raíces de un país". También se puede encontrar mucha similitud entre el estilo de vida y la filosofía de Diógenes y Zhuangzi, un destacado filósofo taoísta que vivió alrededor del siglo IV a. C. en China.

Las grandes civilizaciones se entienden mejor. Ya en el siglo IV a. C., los griegos conocían a China por un hermoso nombre: S?rik?. En el siglo XVI, los Elementos de Euclides se introdujeron en China, allanando el camino para los intercambios científicos entre China y Occidente. La historia de Prometeo narrada por Esquilo fue una inspiración para muchos revolucionarios chinos. La república de Platón y La política de Aristóteles también se encuentran entre los clásicos griegos que se han hecho famosos en China.

Las grandes civilizaciones siempre se mantienen juntas. Después de la fundación de la República Popular China en 1949, los armadores griegos fueron de los primeros en romper el bloqueo y enviar suministros y equipos muy necesarios a la Nueva China. Cuando Grecia estuvo plagada de problemas económicos y de deuda hace una década, China brindó asistencia de todo corazón para ayudar a nuestros amigos griegos a salir del mal momento. Cuando el conflicto y la guerra estallaron en Libia en febrero de 2011, los hoteleros de Creta, aunque en el receso de invierno, proporcionaron alojamiento a miles de ciudadanos chinos evacuados de Libia. Durante más de sesenta años, año tras año, la Asociación Grecia-China se ha comprometido a avanzar en los intercambios amistosos entre nuestras dos naciones. El fallecido profesor Luo Niansheng, un reconocido erudito y traductor chino, es recordado por su dedicación de por vida a la traducción e investigación de la literatura griega y por su importante contribución para fomentar nuestra amistad, un legado llevado a cabo por su hijo y su nieta.

Desde que entramos en relaciones diplomáticas en 1972 y particularmente desde que establecimos una asociación estratégica integral en 2006, China y Grecia siempre se han tratado con respeto y confianza, y desarrollado nuestra relación desde una perspectiva estratégica a largo plazo. Hemos buscado una cooperación mutuamente beneficiosa, hemos logrado resultados fructíferos en el comercio, la inversión y la cooperación en infraestructura, y hemos trabajado juntos para convertir a Pireo en el puerto más grande del Mediterráneo. Hemos aprendido unos de otros a través de intercambios culturales y hemos mostrado al mundo la armonía de dos grandes y celebradas civilizaciones. El crecimiento de las relaciones entre China y Grecia es un testimonio de que las civilizaciones antiguas son capaces de una cooperación dinámica y mutuamente beneficiosa en los tiempos modernos.

China y Grecia han pasado por pruebas y tribulaciones en la historia. Esto nutre en nuestra gente una gran capacidad de recuperación y una determinación para seguir adelante. Hoy, China y Grecia han alcanzado una nueva etapa de desarrollo, que presenta una oportunidad de oro para expandir nuestros lazos. Durante mi visita, espero trabajar con sus líderes para trazar un futuro más brillante para nuestras relaciones.

Necesitamos elevar el nivel estratégico de las relaciones entre China y Grecia en todos los aspectos, mantener un fuerte impulso de compromiso, mejorar continuamente la comprensión y confianza mutuas, y brindar un mayor apoyo a los intereses y preocupaciones fundamentales de cada uno. Esto nos hará socios estratégicos comprometidos en una cooperación integral.

Necesitamos mejorar todas las áreas de nuestra cooperación práctica con esfuerzos concretos, ampliar las áreas de cooperación y ampliar nuestros lazos de inversión en el Puerto del Pireo como un proyecto emblemático. China está lista para importar más productos agrícolas de calidad de Grecia para ofrecer a nuestros consumidores más opciones. Esperamos que Grecia abra más su mercado a las empresas y productos chinos. Esto hará que nuestra asociación sea de beneficio mutuo.

Necesitamos intensificar la cooperación de la Franja y la Ruta con esfuerzos prácticos, aprovechar al máximo la ubicación y la capacidad de envío de Grecia, aprovechar las oportunidades que brinda la unión de Grecia a la cooperación China-CEEC, avanzar activamente en proyectos prácticos en la Línea Expreso Tierra-Mar China-Europa, y contribuir a la Plataforma de Conectividad China-UE. Esto nos hará líderes en la cooperación China-Europa.

Necesitamos fortalecer nuestros intercambios culturales y cooperación, asegurar el éxito continuo del Instituto Confucio y el Centro Cultural de China en Atenas, y expandir los intercambios entre personas para sacar más fuerza de nuestras antiguas civilizaciones. Esto nos convertirá en un modelo de diálogo entre civilizaciones.

Este año celebramos el 70º aniversario de la fundación de la República Popular China. Durante 70 años, particularmente desde el comienzo de la reforma y apertura hace más de cuatro décadas, los más de mil millones de chinos han trabajado duro e hicieron progresos fenomenales. A través de su propio desarrollo pacífico, China está tratando de responder la gran pregunta de nuestros tiempos: ¿Cómo debería ser el futuro de nuestro mundo? El panorama internacional está experimentando una transformación profunda y compleja en medio de la creciente incertidumbre e inestabilidad. China y Grecia, cada una con un fuerte sentido de la historia y la responsabilidad, pueden aprovechar nuestras civilizaciones para obtener sabiduría y construir un nuevo tipo de relaciones internacionales con respeto mutuo, equidad, justicia y cooperación mutuamente beneficiosa. Juntos, podemos marcar el comienzo de una comunidad con un futuro compartido para toda la humanidad.