La Paz, 8 jul (Prensa Latina) El Gobierno boliviano insiste hoy en la lucha contra toda forma de discriminación y violencia hacia las mujeres, en un contexto donde se reporta el incremento de este flagelo, incluso más casos de feminicidio.

'Basta de violencia a la mujer', señaló el vicepresidente, Álvaro García Linera, la víspera durante la entrega de viviendas en la ciudad de El Alto, departamento de La Paz.

Datos de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia revelaron que al cierre del primer trimestre de 2019 se reportaron 65 casos de feminicidio en todo el país, cuatro más con relación a igual periodo del pasado año.

El vicemandatario llamó al pueblo a construir un mejor país, donde todos protejan los derechos de ese grupo poblacional, y para ello exhortó a las familias a fortalecer la educación y el desarrollo sano de los niños.

'Educa bien para que traten bien, compórtate con los demás como quieres que los demás se comporten con tus hijos, esa es mi recomendación', puntualizó.

Recientemente, el ministro de Justicia de Bolivia, Héctor Arce, resaltó los avances del Estado y sociedad en el tema de la lucha contra la violencia hacia la mujer; sin embargo, lamentó que aún los índices de feminicidio sean alarmantes.

En los últimos años, el Gobierno aprobó la Ley 348, de lucha contra la violencia hacia la mujer, la de abreviación procesal penal y la creación de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia.

Además, se tipificó el delito de feminicidio con 30 años de cárcel, pues anteriormente se aplicaba la figura del homicidio por emoción violenta, explicó Arce.

Pero señaló que, pese a todos los esfuerzos realizados, se siguen registrando feminicidios en el país, el año pasado se reportaron 124, agregó.

'Quizás no todas las respuestas partan del Gobierno, del Estado y la legislación, se debe trabajar en una política amplia de concientización de la igualdad que debe existir entre hombres y mujeres', enfatizó la autoridad.

Por su parte, la cancillería promovió la firma del Pacto Cero Tolerancia a la Violencia Contra las Mujeres en el contexto de una campaña nacional que busca el apoyo de autoridades, funcionarios de instituciones públicas y privadas, así como de la sociedad civil.

Esta iniciativa se desarrolla en la campaña 'Pintemos Bolivia de Naranja: Pongamos fin a la violencia contra la Mujer' impulsada, desde 2018, por el Ministerio de Relaciones Exteriores de este país, el sistema de Naciones Unidas y la empresa estatal Mi Teleférico.

El Pacto busca afrontar el problema de manera sistemática, global y sostenida, y lograr una alianza público-privada para coordinar acciones permanentes a nivel nacional que contribuyan a eliminar toda forma de violencia hacia las mujeres, afirmó el canciller Diego Pary, durante la firma del documento.

mem/rbp