Quito, 4 jul (Prensa Latina) Con un programa de actividades denominado Casa Abierta, la Asamblea Nacional de Ecuador rindió hoy homenaje al artista Oswaldo Guayasamín, a propósito del centenario de su natalicio, el próximo 6 de julio.

El tributo comenzó con la entrega de un reconocimiento institucional a la familia del llamado Pintor de Iberoamérica, en el Salón Plenario Nela Martínez, a donde acudieron hijos, nietos, bisnietos y amigos de Guayasamín.

Tras agradecer el galardón, su hija, Berenice Guayasamín, recordó que el maestro representó a todos los ecuatorianos durante su vida.

'Mostró a través de su pintura lo que es el país, América Latina, y más tarde, nos dejó una historia de lo que pasó en el siglo XX y la crueldad vivida, que lastimosamente, ahora solo han cambiado los escenarios, porque la tragedia sigue viva en el mundo, de manera permanente', sentenció.

Igualmente, añadió que de permanecer vivo, su padre nunca hubiera podido terminar su colección de pinturas de La Edad de la Ira, 'porque seguimos en tiempos de la ira'.

Visiblemente emocionada, Berenice agradeció al pleno del legislativo por la condecoración y el desarrollo de un programa de actividades, en el marco del centenario.

Por otra parte, varios legisladores se pronunciaron sobre la vida y obra del maestro, recordada cada día en el pleno, donde reposa hace 31 años el mural 'La Imagen de la Patria'.

'Todo su arte simboliza la rebeldía. Fue contestatario y su obra una denuncia', aseguró Amapola Naranjo, de la bancada de la Revolución Ciudadana, quien además destacó como su vasto legado ha sido cuidadosamente seleccionado, conservado y puesto en valor por su familia en la Fundación Guayasamín, para el disfrute del mundo.

Además del reconocimiento legislativo, durante esta jornada y mañana está abierta al público una pequeña muestra de la obra del pintor, muralista, grafista, dibujante y escultor ecuatoriano.

Cuatro reproducciones, un cuadro original, un afiche del mural del Congreso y algunos de los útiles que llevaba en su trabajo diario como la paleta, pomos de tinta, colores al óleo y su bata para pintar, forman parte de la exhibición.

La exposición comenzó con un pequeño homenaje musical, que incluyó la actuación de la asambleísta Amapola naranjo.

Numerosos legisladores pasaron por la muestra y se fotografiaron junto a las obras, por los 100 años de quien es referente cultural de Ecuador y América Latina.

acl/scm