LONDRES, 13 may (Xinhua) -- La comunidad de un futuro compartido, un concepto iniciado por China, es una estrategia crucial para evitar los conflictos entre civilizaciones, el caos y la tragedia de las guerras, afirmó un consejero empresarial británico también experto en China y diplomacia pública.

En entrevista con Xinhua, Alistair Michie, secretario general del Consejo Británico de Asia Oriental, consideró que ese concepto, que a su juicio describe un mundo definido por la cooperación, trata de promover una comunidad con un futuro compartido a través de proyectos como la iniciativa china de la Franja y la Ruta y el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras.

Michie hizo estas reflexiones en la antesala de la Conferencia sobre el Diálogo de las Civilizaciones Asiáticas (CDAC), que se inaugurará en Beijing el 15 de mayo.

El asesor empresarial, que está invitado al evento, resaltó que es una gran oportunidad para crear formas de pensar e ideas nuevas sobre cómo reformar las comunicaciones entre Asia, China y Europa.

"Fueron el pensamiento y las políticas nuevos los que crearon la vasta 'reforma y apertura' económicas", dijo. "Ahora se necesita un pensamiento nuevo para crear una 'reforma y apertura' comunicativa equiparable".

El concepto de comunidad de futuro compartido, comentó, es el camino óptimo para crear un futuro global pacífico y sostenible en beneficio de toda la humanidad.

"Es vital que esta política supera el creciente nacionalismo, el populismo y el egoísmo que están surgiendo en muchos países", dijo.

Más de 2.000 funcionarios gubernamentales y representantes de diferentes ámbitos de 47 países asiáticos y naciones de otras regiones participarán en el evento.

Michie afirmó que espera que la CDAC transmita su mensaje al mundo y motive a miles de millones de personas.

"El mundo afronta inmensos desafíos que solamente serán superados por todos los pueblos del mundo actuando al unísono", indicó. "Por ejemplo, el cambio climático, las amenazas nucleares y la estabilidad del sistema financiero mundial", enumeró.

"El respeto, la comprensión y el aprendizaje de la civilización del otro es el camino para resolver esos problemas inmensos", apuntó Michie, quien agregó que "son pasos importantes si la humanidad quiere tener un mundo sostenible y pacífico". Fin