Washington, 12 feb (PL) La Convención Bautista del Sur (SBC), la principal de esa denominación en el mundo, está hoy bajo la lupa en Estados Unidos tras conocerse una lista de 220 dirigentes declarados culpables de abusar de los feligreses durante dos décadas.

Tras una investigación conjunta de seis meses, los diarios The Houston Chronicle y San Antonio Express-News publicaron los nombres de pastores, ministros, diáconos, voluntarios y maestros de escuelas de la SBC enjuiciados.

El número aumenta a más de 380 si se tiene en cuenta todas las acusaciones de conducta sexual inapropiada, que involucró a más de 700 víctimas, algunas de ellas con solo tres años.

La pesquisa reveló que al menos tres docenas de pastores sospechosos continúan su labor en iglesias bautistas.

'Lo que me entristece más es que no lo hicimos (la denuncia) nosotros mismos', expresó a la televisora NBC el pastor Wade Burleson, quien desde hace una década realiza una campaña contra los 'depredadores sexuales'.

Burleson reclamó la creación de un organismo encargado de monitorear la situación, con el fin de evitar nuevos escándalos.

The Houston Chronicle reveló que las víctimas solicitaron a la SBC que actuara para enfrentar el problema, pero esta rechazó toda propuesta al alegar que no podía obligar a sus 47 mil iglesias asociadas a rechazar u ordenar personas.

La CBS expulsó de su seno a cuatro iglesias en la última década por respaldar las relaciones homosexuales, incluso en sus documentos rectores prohíben relaciones de ese tipo, pero sin embargo no impide a los condenados por actos sexuales impropios trabajar en sus centros, apunta el rotativo.

No puedo perdonar a los dirigentes que ofrecieron oraciones pero no aplicaron ninguna medida, expresó al periódico una de las víctimas.

Fundada en 1845, la SBC tiene bajo su paraguas a más de 47 mil iglesias con un total de unos 15 millones de fieles.

jha/rob