Por Ramón Mercedes

NUEVA YORK.- La Fiscal General del Estado, Letitia James, anunció que Allcare Homecare Agency, Inc., una compañía de asistencia médica a domicilio con sede en NY, pagará 450 mil dólares en efectivo y beneficios a más de 100 trabajadores por robarles sus salarios, engañarlos y violar sus derechos laborales.

La Fiscalía también descubrió que Allcare tomó represalias contra trabajadores inmigrantes al amenazarlos con llamar a las autoridades de inmigración cuando estos exigían el pago de sus sueldos robados, incluyendo amenazarlos ilegalmente con denunciarlos a las autoridades migratorias con deportados, una violación de la Ley Laboral de NY y la Ley de Derechos Humanos de NYC.

En una investigación realizada por la Oficina de la Fiscal General se descubrió que Allcare no pagó a los trabajadores adecuadamente como lo establece la Ley Laboral, la Ley de Paridad de Salarios para Trabajadores de Atención Domiciliaria y la Ley de Horas de Enfermedad de NY.

El acuerdo proviene de la denuncia presentada por más de una docena de ex trabajadores de Allcare que alertaron a la Oficina de la Fiscal General del Estado (OAG) sobre las prácticas ilegales de la compañía. Cada uno de estos trabajadores recibirá aproximadamente $8,000 por angustia emocional.

"Los proveedores de servicios de salud domiciliarios trabajan incansablemente para cuidar a nuestros seres queridos enfermos y ancianos, y merecen cada dólar que ganan", dijo la fiscal James.

"Intimidar a los neoyorquinos trabajadores con amenazas de deportación y represalias es tan inmoral como ilegal, y responsabilizamos a Allcare por esta conducta reprobable. Mi oficina continuará promoviendo la equidad y respeto por los trabajadores neoyorquinos independientemente de su estatus migratorio", precisó James.