México, 25 jun (Prensa Latina) La Guardia Nacional de México desplegó 25 mil efectivos en las fronteras norte y sur del país para intentar frenar la migración, señalan hoy medios de prensa.

La versión del Heraldo señala que hay en operaciones, además, 19 barcos, tres aviones caza y cuatro helicópteros, y revela que la institución prepara un operativo en el sur en la frontera con Guatemala para frenar el paso de migrantes centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos.

En el contingente hay efectivos propios de la Guardia Nacional pero también del Ejército y la Marina. El diario indica que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador creó tres 'franjas de contención' para frenar el flujo de personas.

Detalla que en la frontera norte hay distribuidos 15 mil elementos; en las rutas de internamiento tanto en el centro, costa y en la línea que va del Golfo al Istmo hay un despliegue de ocho mil 500 efectivos y en la franja fronteriza del sur participan dos mil integrantes.

Sin embargo, fuentes del gobierno han dicho que en esta última parte hay desplegados en total seis mil efectivos pues a los cuatro mil 500 que había agregaron otros mil 500 en el borde con Guatemala.

El gobierno federal, indica el diario, tiene una estrategia de contención por mar y para ello se utilizan las 19 embarcaciones mencionadas que patrullan el Golfo de México, el Caribe y el Pacífico.

Y en la contención por aire se utilizan tres aviones caza, dos helicópteros MI17, un helicóptero Augusta, pertenecientes a la Semar y un helicóptero UH-60M, de la Sedena, que sobrevuelan las áreas de Tapachula a Chetumal, la principal ruta migrante de centroamericanos.

A este despliegue se deben añadir a 66 agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), que atienden los puntos de control y 425 que están en la franja fronteriza.

A petición del presidente López Obrador, el Secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, explicó que la labor de la Guardia Nacional es la de poner a disposición del INM a los migrantes, con el propósito de que hagan los trámites legales de permanencia.

'Nada más los detenemos, los ponemos a disposición de las autoridades para que hagan su trámite o las autoridades ya determinarán lo que se desarrolle en adelante para estos migrantes', expuso.

En ese sentido, consideró que si estás acciones de detención se deja en manos totalmente del INM no sería posible cumplir con el compromiso y propósito de poner orden en materia migratoria.

mem/lma/gdc