Santo Domingo, 14 de noviembre de 2017- La Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia rechazó este martes un recurso de apelación interpuesto por la fiscalía contra la decisión que varió la coerción a dos implicados en el caso Odebrecht. Tras la decisión el procurador general de la República, Jean Rodríguez, manifestó su rotundo desacuerdo con la decisión que mantiene en libertad condicional bajo garantía económica al exministro de obras públicas Víctor Díaz Rúa y al empresario Ángel Rondón Rijo, implicados en los sobornos que la empresa Odebrecht admitió que pagó en el país para asegurar contratos de obras estatales.

La decisión, que favorece al exministro de Obras Públicas Víctor Díaz y al empresario Ángel Rondón, fue tomada por unanimidad y de esta manera se ratificó la decisión del juez Francisco Ortega, que el 6 de septiembre pasado dispuso la libertad condicional de los implicados luego de que en junio dictó prisión preventiva.

De esa forma, la Suprema Corte mantuvo la libertad de los dos imputados mediante el pago de fianzas, presentación periódica e impedimento de salida del país.

El Ministerio Público basó su recurso en que las modificaciones dictadas por Ortega, carecieron de fundamento porque no cambiaron los presupuestos que en junio le fueron presentados al juez para imponerlas.

El Ministerio Público sostiene que con los datos y evidencias recabados en el país por los fiscales, junto a los testimonios, archivos, documentos bancarios, contratos, correos electrónicos, y cientos de informaciones suministradas por Odebrecht, el juez tenía en sus manos un caso fuerte

La firma brasileña Odebrecht admitió haber pagado 92 millones de dólares en sobornos para acceder a contratos de obras entre 2001 y 2014, por lo cual han sido imputados 14 políticos, funcionarios y empresarios.

Procurardor General cree imputados deben estar en prisión

A través de una nota difundida por la Dirección de Comunicación de la Procuraduría General de la República (PGR), el Procurador General expresó que la indicada resolución emitida por la segunda sala penal de la Suprema Corte de Justicia, es injustificable porque no han variado en nada los presupuestos que dieron origen a que el pasado 8 de julio esos mismos jueces ratificaran la prisión preventiva para ambos encartados.

Señaló que en el recurso de apelación los fiscales a cargo del caso Odebrecht presentaron suficientes elementos para que sin vacilación el tribunal retornara a la cárcel a Díaz Rúa de donde jamás debieron haber salido. De igual manera, con Rondón Rijo, sobre todo, porque la estadía en libertad de ambos representa un gran riesgo para la ampliación de las investigaciones que se están llevando a cabo.

"La Procuraduría no favorece ese comportamiento, y objeta absolutamente la medida que lo facilita y las motivaciones que han impulsado la decisión de hoy; la misma es totalmente incongruente con nuestros propósitos de hacer justicia. Esta institución, nuestro equipo y los fiscales a cargo estamos haciendo un esfuerzo extraordinario para evitar que se incentiven las percepciones de permisividad e inacción y que de una vez por toda sean erradicados de la sociedad dominicana; especialmente en los actores políticos y sus vinculados directa o indirectamente".

Mediante la declaración, el procurador general hizo un llamado a la ciudadanía para que mientras se aproxima el momento de aplicar las consecuencias que corresponden frente a los actos de corrupción, los ciudadanos de bien reaccionen con su rechazo.

Tras conocer la apelación presentada por el Ministerio Público, la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), decidió mantener a Ángel Rondón Rijo y a Víctor Díaz Rúa las medidas de coerción consistentes en garantías económicas por montos de RD$70 y RD$50 millones, presentación periódica e impedimento de salida del país, respectivamente.