Washington, 18 may (PL) Una policía blanca de la ciudad estadounidense de Tusla, Oklahoma, fue absuelta después de matar en septiembre último a un ciudadano negro desarmado, reportaron hoy medios locales de prensa.

De acuerdo con la televisora KFOR-TV, el jurado deliberó durante nueve horas antes de absolver a la agente Betty Shelby, responsable de la muerte de Terence Crutcher, de 40 años de edad.

Shelby dijo que disparó a la víctima pues temía por su propia vida al creer que estaba tratando de alcanzar un arma (la cual no tenía, según las autoridades) dentro de su vehículo averiado en una calle de dicha urbe.

Los fiscales argumentaron que Crutcher no había hecho ningún movimiento agresivo, pero los abogados de la victimaria afirmaron que él había ignorado las órdenes de la uniformada, divulgaron las informaciones.

Agregaron que en imágenes de video del incidente Crutcher se ve con las manos en alto apoyándose contra su coche, y luego recibe un balazo en el pecho y cae al suelo.

Este hecho, que se suma a decenas de muertes de personas negras a manos de policías blancos en Estados Unidos, generó protestas e incrementó las tensiones en Tulsa.

Anoche, la gobernadora de Oklahoma, la republicana Mary Fallin, llamó a la calma y pidió a los habitantes del estado a respetar el sistema de justicia penal y especialmente a los jurados, quienes, agregó, oyeron la evidencia de ambas partes en el caso.

Hace 15 días, el Departamento de Justicia anunció su negativa a presentar cargos contra los policías blancos Blane Salamoni y Howie Lake involucrados en la muerte del afronorteamericano Alton Sterling el año pasado.

Según un comunicado de la entidad, no se encontraron pruebas suficientes para enjuiciar a los agentes y, por ello, se decidió cerrar la investigación.

Tal proceso fue abierto 10 meses atrás por el Gobierno de Barack Obama (2009-2017) y trataba de determinar si los uniformados se guiaron por prejuicios racistas cuando dispararon a la víctima.

Los fiscales del Departamento de Justicia han concluido que las pruebas son insuficientes para probar más allá de cualquier duda que los policías Salamoni y Lake violaron deliberadamente los derechos civiles de Sterling, afirmó el texto.

Reportes periodísticos divulgaron que Sterling, de 37 años de edad, fue baleado de muerte el 5 de julio de 2016 mientras se encontraba en el suelo durante su arresto en Baton Rouge, capital de Luisiana.

Señalaron que lo ocurrido en la afueras de la tienda donde la víctima vendía discos compactos resultó grabado por varios testigos, y el video muestra a los dos agentes tirarla al suelo y luego dispararle a quemarropa cuando la tenían completamente inmovilizada.

Casos como este alentaron a nivel nacional el movimiento conocido como Black Lives Matter (Las vidas de los negros importan), el cual busca honrar a personas que han muerto en incidentes con las fuerzas del orden, como Michael Brown en Ferguson, Misuri, y Freddie Gray, en Baltimore, Maryland.

Foto de The Independent.