Washington, 18 may (PL) El presidente estadounidense, Donald Trump, calificó hoy como la mayor cacería de brujas individual de un político en la historia de su país al proceso para investigar la supuesta relación de su equipo de campaña con Rusia.

Las declaraciones del jefe de Estado fueron escritas en su cuenta personal de la red social Twitter, donde acude frecuentemente para opinar sobre diversos temas.

Con todos los actos ilegales que tuvieron lugar en la campaña de Clinton (Hillary, candidata demócrata a las elecciones de noviembre pasado) y la administración de Obama (Barack), Âínunca se nombró un consejo especial!, apuntó Trump.

Ayer, el Departamento de Justicia nombró al exdirector del Buró Federal de Investigaciones (FBI) Robert Mueller como fiscal especial para supervisar la pesquisa sobre la presunta injerencia de Rusia en los comicios de 2016.

Ese caso incluye la supuesta colusión entre funcionarios de la nación euroasiática y miembros del equipo de campaña de Trump, envuelto en numerosas críticas tras despedir la semana pasada al extitular del FBI James Comey.

Como asesor especial, Mueller está 'autorizado a procesar los delitos federales que surjan de la investigación de estos asuntos', de acuerdo con la orden del Departamento de Justicia firmada por su subsecretario, Rod Rosenstein.

El nombramiento de una figura independiente para inspeccionar el tema era una demanda creciente de muchos miembros del Congreso, sobre todo demócratas, quienes acusaron a Trump de intentar obstruir una investigación en curso.

He decidido que es de interés público que ejerza mi autoridad y designe un investigador especial para asumir la responsabilidad en este caso, explicó Rosenstein.

Mi decisión no es un hallazgo de que se hayan cometido crímenes o señal de que se hace una acusación, no he hecho una determinación de este tipo, agregó.

Posteriormente a ese paso, Trump se mostró confiado en que la pesquisa federal terminará sin hallar pruebas de alguna complicidad.

Como he dicho muchas veces, una investigación exhaustiva confirmará lo que ya sabemos: no hubo colusión entre mi campaña y ninguna entidad extranjera, manifestó el mandatario en un comunicado.

Mientras tanto, nunca dejaré de luchar por la gente y los asuntos que más importan para el futuro de nuestro país, añadió el ocupante de la Casa Blanca.