diariodominicano.com

LONDRES, 23 oct (Xinhua) -- El número de reproducción del coronavirus en Reino Unido, también conocido como número R, ha disminuido ligeramente, pero el virus todavía se está propagando con rapidez en el país, se indicó hoy en las más recientes cifras oficiales.

El número R se ubica actualmente entre 1,2 y 1,4, en comparación con el nivel de entre 1,3 y 1,5 de la semana pasada, de acuerdo con el Grupo Asesor Científico para Emergencias del Gobierno británico.

El número R es uno de los múltiples indicadores que los científicos utilizan para determinar con cuánta rapidez se está propagando la COVID-19 en el país.

La tasa de reproducción representa el número promedio de personas que cada persona con coronavirus puede contagiar. Por lo tanto, un número R de entre 1,2 y 1,4 significa que en promedio cada 10 personas con el virus contagiarán a otras 12 y 14.

Si el número R se ubica por arriba de uno, esto significa que el número de casos se incrementará de manera exponencial.

Por otra parte, la Oficina de Estadística Nacional de Reino Unido anunció que los casos diarios de coronavirus en Inglaterra han vuelto a aumentar y se calcula que la semana pasada alrededor de una de cada 130 personas tuvieron COVID-19.

"Las tasas de contagio por COVID-19 más altas siguen viéndose en el Noroeste, Yorkshire y Humber y Noreste" , indicó la oficina.

Cifras oficiales indicaron hoy que Reino Unido registró 224 muertes por COVID-19, en comparación con las 189 del día anterior, y 20.530 nuevos casos de coronavirus, en contraste con los 21.242 del día anterior.

Las cifras más recientes se producen luego de que el primer ministro Boris Johnson reiteró el jueves su postura de evitar una cuarentena nacional en el combate a la pandemia de COVID-19 y dijo que su Gobierno trabajará arduamente para proteger los empleos y poner al país en una mejor posición para una recuperación económica.

Para regresar la vida a la normalidad, países como Reino Unido, China, Rusia y Estados Unidos están en una carrera contrarreloj para desarrollar vacunas contra el coronavirus.