diariodominicano.com

LONDRES, 16 oct (Xinhua) -- El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo hoy viernes que como la Cumbre de la Unión Europea (UE) en Bruselas se rehusó a ofrecer a Londres un acuerdo estilo Canadá, Reino Unido se preparará para enfrentar un escenario sin acuerdo comercial.

Johnson hizo los comentarios luego de las discusiones del jueves en la Cumbre de la UE sobre el "brexit". El jefe negociador de la UE para el "brexit", Michel Barnier, dijo que continuará sus intensas conversaciones en las próximas semanas y que la UE espera llegar a un acuerdo con Reino Unido, pero no a cualquier precio.

Johnson dijo que Reino Unido quiere algo que no sea más complicado que una relación estilo Canadá. Pero a juzgar por la cumbre más reciente de la UE en Bruselas, eso no funcionó para la UE debido a que quieren continuar con el poder de controlar la libertad legislativa y la pesca de Reino Unido.

"Y dado que se han negado a negociar seriamente gran parte de los últimos meses, y dado que esta cumbre parece descartar explícitamente un acuerdo estilo Canadá, he concluido que debemos estar listos para el 1 de enero (2021) con arreglos que sean más similares a los de Australia basados en simples principios de libre comercio global", dijo el primer ministro.

El arreglo estilo Australia es un eufemismo de un fracaso para alcanzar un acuerdo de libre comercio con la UE, lo cual significa que el comercio entre Reino Unido y la UE volverá en 2021 a las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Johnson pidió a los negocios, transportistas y viajeros británicos prepararse porque sólo quedan 10 semanas para que concluya el período de transición el 31 de diciembre de 2020.

Johnson indicó que Reino Unido desea discutir los aspectos prácticos con la UE donde se ha hecho mucho progreso, sobre asuntos como la seguridad social, aviación, cooperación nuclear y otros.

"Pero cualquiera que sea la razón está claro desde la cumbre que después (de más) de 45 años de tener la calidad de miembro ellos no están dispuestos, a menos que haya algún cambio fundamental de enfoque, a ofrecer a este país los mismos términos que a Canadá", dijo.

Reino Unido se preparará para enfrentar un arreglo estilo Australia con plena confianza, y añadió que Reino Unido prosperará enormemente como una nación independiente que comercie libremente, controlando sus propias fronteras, pesca y estableciendo sus propias leyes.

Antes de la Cumbre de la UE, Johnson tuvo una conversación telefónica con el presidente de Francia, Emmanuel Macron. Ambos líderes habían dicho que se necesitaba alcanzar un acuerdo en octubre para garantizar que exista suficiente tiempo para su ratificación.

Además, Johnson y Macron también abordaron la crisis del coronavirus en sus discusiones bilaterales ante un agudo aumento de contagios de la COVID-19 en sus respectivos países.

La conversación tuvo lugar en un momento en el que Reino Unido, China, Francia, Rusia y Estados Unidos libran una carrera contra el tiempo para desarrollar vacunas contra el coronavirus para contener la propagación del virus en el mundo.

Reino Unido y la UE empezaron sus largas y accidentadas conversaciones post "brexit" en marzo después de que Reino Unido dio por terminado su estatus de miembro de la Unión Europea el 31 de enero, tratando de asegurar un futuro acuerdo comercial antes de que expire el período de transición del "brexit" a finales de este año. Fin