Votantes suizos rechazan propuesta de inmigración moderada

Por NADINE ACHOUI-LESAGE

Laura Zimmermann, copresidente de la Operación Libero, da instrucciones frente a un cartel que dice 'No. Suiza no es una isla", en un centro de reunión de los detractores de una popular initiativa "de inmigración moderada", el domingo 27 de septiembre de 2020, en el Hotel Schweizerhof de Berna, Suiza. (Peter Klaunzer/Keystone vía AP)

GINEBRA (AP) Los votantes en Suiza rechazaron categóricamente el domingo una propuesta del partido nacionalista para limitar el número de ciudadanos de países de la Unión Europea (UE) que vivan y trabajen en territorio suizo.

La cadena pública suiza SRF reportó, con base en el conteo parcial de votos, que la medida fue rechazada por el 61,3% del electorado, y 38,7% se mostró a favor. Una enorme mayoría de los 26 cantones del país también rechazó el plan propuesto por el Partido Popular Suizo para dar acceso preferencial a empleos, protección social y beneficios a los ciudadanos suizos sobre la población originaria de alguno de los 27 países del bloque europeo.

ADVERTISEMENT

El gobierno había advertido que, en caso de ser aprobada, la medida podría tensar aún más los profundos y lucrativos lazos del país alpino con la UE, a la cual no pertenece. También podría generar desventajas recíprocas para millones de ciudadanos suizos que desean vivir y trabajar en un país de la UE.

Cerca de 1,4 millones de personas oriundas de naciones de la Unión Europea viven en Suiza, de aproximadamente 8,6 millones de habitantes, mientras que unos 500.000 suizos radican en países de la UE.

En un referendo similar en 2014, los suizos votaron ligeramente a favor de limitar el acceso a ciudadanos de naciones de la UE para vivir y trabajar en Suiza. Sin embargo, los legisladores se rehusaron a implementar plenamente el referendo ante el temor del fuerte impacto en la sociedad y los negocios suizos ?decisión que llevó al Partido Popular a llevar el tema de nuevo a las urnas este año.

Desde la votación anterior, Suiza ha atestiguado los disturbios que ha causado el referendo de 2016 de Gran Bretaña para abandonar la Unión Europea, especialmente para los ciudadanos de países de la UE que viven en el Reino Unido y los británicos que radican en otras naciones del continente.