diariodominicano.com

BOGOTA, 17 sep (Xinhua) -- El presidente colombiano, Iván Duque, condenó hoy la muerte de dos policías que fueron emboscados por presuntos guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en una zona rural del departamento de Bolívar (norte).

"Rechazando un hecho doloroso, que ocurrió en el municipio de Norosí, donde dos policías, dos héroes de la patria, fueron vilmente asesinados en cumplimiento del deber por terroristas que quisieron acallar su presencia territorial y afectar, por supuesto, que pudieran cumplir con el deber", sostuvo.

El mandatario dijo que se sospecha que los responsables del crimen son integrantes del ELN que operan en esa región del país, donde también hay presencia de bandas criminales organizadas.

Duque hizo el anuncio en la localidad de Tumaco, departamento de Nariño (suroeste), donde realizó un consejo de seguridad con las autoridades locales.

Según el reporte, las víctimas fueron identificadas como el patrullero Jeison Vásquez y el intendente Robinson Arboleda, quien era el comandante encargado de la estación policial en Norosí.

Por su parte, el secretario de Gobierno de Norosí, José Jiménez, declaró que los uniformados fueron asesinados en las afueras de ese municipio tras atender el llamado de un ciudadano.

El gobierno del presidente Duque suspendió cualquier contacto de paz con el ELN, luego de que esa guerrilla detonó en enero del año pasado un coche-bomba en una escuela policial en Bogotá, donde murieron 22 uniformados.

El Poder Ejecutivo exige, para reanudar las conversaciones de paz, que la guerrilla suspenda sus acciones y deje en libertad a las personas que mantiene secuestradas, condiciones que el ELN rechaza. Fin