diariodominicano.com

WASHINGTON, 17 sep (Xinhua) -- La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó hoy una resolución que condena "toda forma de sentimiento antiasiático relacionado con la COVID-19" .

La aprobación de la resolución con una votación de 243 contra 164 se produce luego de que legisladores demócratas condenaron durante mucho tiempo al presidente Donald Trump por referirse al nuevo coronavirus como el "virus chino" . Los legisladores dijeron que esta retórica ha conducido a una creciente discriminación en contra de los estadounidenses de origen asiático.

Encabezada por la congresista demócrata Grace Meng de Nueva York, la resolución se pronunció en contra de vincular el virus con una ubicación geográfica específica y citó las advertencias de la Organización Mundial de la Salud y de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) en el sentido de que hacerlo crea un estigma.

"Lamentablemente esta intolerancia está siendo alimentada por algunos en Washington, y uno pensaría, yo pensé, que habría un consentimiento casi unánime para condenar la violencia contra los estadounidenses de origen asiático. Incluso (es alimentada) por la propia Casa Blanca que utiliza términos peligrosos, falsos y ofensivos para describir el coronavirus" , dijo la presidenta de la cámara, Nancy Pelosi, antes de la votación.

"La Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) hicieron una advertencia explícita sobre la vinculación de enfermedades contagiosas con etnias específicas debido a los efectos de estigmatización, los cuales tienen graves efectos sobre la salud y sobre la derrota del virus. Como dijo el director médico de los CDC, el estigma es el enemigo de la salud pública" , dijo la demócrata californiana.

Por su parte, los republicanos acusaron a los demócratas de introducir lo que describieron como una resolución no vinculante en un momento en el que el estancamiento político en el Capitolio sigue impidiendo aprobar un nuevo paquete de alivio por el coronavirus. Fin