diariodominicano.com

BRASILIA, 15 sep (Xinhua) -- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, descartó hoy la creación del programa gubernamental Renda Brasil, iniciativa que era estudiada para sustituir al programa de transferencia de recursos Bolsa Familia, que otorga un monto mensual mínimo a familias de bajos ingresos.

Bolsonaro aseveró que el gobierno tampoco suspenderá los reajustes a las pensiones ni el Beneficio de Prestación Continua, un pago a ancianos y personas con discapacidad de bajos ingresos.

A través de un video difundido en redes sociales, Bolsonaro citó una información sobre la supuesta intención del gobierno de congelar las pensiones y garantizar así recursos para el eventual programa Renda Brasil.

"Ya he dicho que nunca tomaré dinero de los pobres para darlo a los pobres. A cualquiera que me proponga tal medida, sólo puedo darle una 'tarjeta roja'. Son personas que no tienen el mínimo de corazón, no tienen el mínimo de comprensión cómo viven los jubilados de Brasil", enfatizó.

"Puede ser que alguien del equipo económico haya hablado de este tema", dijo Bolsonaro, pero reiteró que su gobierno "nunca" congelará los salarios de los jubilados.

"Hasta el 2022, en mi gobierno está prohibido decir la palabra Renda Brasil. Seguiremos con la Bolsa Familia y eso es todo", dijo.

En junio pasado, el ministro de Economía, Paulo Guedes, anunció la intención del gobierno de crear Renda Brasil con la unificación de varios programas sociales, en el marco de la pandemia del nuevo coronavirus.

El equipo económico analizó desde entonces posibles fuentes de fondos para el financiamiento del eventual programa social.

Bolsa Familia fue creado en 2003 y beneficia a más de 14 millones de familias de bajos recursos, según datos oficiales.

El programa gubernamental fue reforzado a raíz de la pandemia como auxilio emergente para desempleados, trabajadores por cuenta propia y micro emprendedores, con el pago a cerca de 70 millones de personas hasta fines de año. Fin