diariodominicano.com

BRUSELAS, 4 ago (Xinhua) -- La Comisión Europea (CE) dijo hoy que abrió una profunda investigación para evaluar la propuesta adquisición de Fitbit por parte de Google, bajo el reglamento de fusión de la Unión Europea (UE).

La investigación fue abierta debido a las preocupaciones de que la transacción propuesta afiance la ya fuerte posición de Google en el mercado en publicidad en línea al incrementar la cantidad de datos que Google podría utilizar para la personalización de anuncios, señaló la CE en un comunicado.

Al adquirir Fitbit, Google obtendría la base de datos de Fitbit sobre la salud y la condición física de sus usuarios, así como la tecnología para desarrollar una base de datos similar a la de Fitbit, dijo la CE.

Los datos reunidos a través de dispositivos portátiles de muñeca parecen, en esta etapa de revisión que hace la CE de la transacción, una importante ventaja en los mercados de publicidad en línea, dice el comunicado.

Aumentar la ventaja de datos de Google en la personalización de los anuncios que ofrece a través de su motor de búsqueda y de la visualización en otras páginas de internet, dificultará más a los rivales igualar los servicios de publicidad en línea de Google.

La semana pasada, CNBC informó que la oferta para comprar Fitbit, anunciada en noviembre pasado, permitirá a Google competir con los líderes del mercado Apple y Samsung en el mercado de relojes inteligentes y de seguimiento de la condición física, junto con otros como Huawei y Xiaomi de China.

El reporte indicó que la CE, al finalizar su revisión preliminar el 4 de agosto, emprenderá la investigación para explorar a profundidad el uso de datos sobre el cuidado de la salud.

En un boletín publicado hoy, la comisión indicó que tiene que tomar una decisión a más tardar el 9 de diciembre de 2020, cerca de seis meses después de que la comisión fue notificada de la transacción.

Para abordar las preocupaciones de la comisión, Google ofreció crear un silo para almacenar por separado los datos recabados a través de dispositivos portátiles y prometió no utilizarlos para fines de mercadotecnia. Pero la comisión considera que el compromiso sobre el silo de datos es insuficiente para eliminar claramente las serias dudas identificadas en esta etapa.

En los próximos cuatro meses, la comisión dijo que llevará a cabo una profunda investigación para determinar si se confirman las preocupaciones de competencia iniciales. También se examinarán los efectos de la combinación de las bases de datos de Fitbit y Google, entre otros.

"Nuestra investigación busca garantizar que el control de Google de los datos recabados a través de dispositivos portátiles como resultado de la transacción no distorsione la competencia" , dijo Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva de la comisión responsable de política de competencia.

Tanto Google como Fitbit son compañías estadounidenses. Fin