diariodominicano.com

MOSCÚ, 5 jun (Xinhua) -- El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso criticó este jueves a Estados Unidos y el Reino Unido por organizar el 29 de mayo en el Consejo de Seguridad de la ONU una discusión sobre la situación en la región china de Hong Kong.

"Consideramos que la situación en Hong Kong es un asunto interno de China y exhortamos a las fuerzas externas a que no se inmiscuyan en las relaciones entre el Gobierno central y esa región administrativa especial del país", dijo en rueda de prensa la vocera del ministerio, Maria Zakharova.

Resaltó que "este tipo de acciones socavan la soberanía de la República Popular China y suponen una violación burda de los estándares fundamentales del derecho internacional fijado en la Carta de la ONU, y creemos que no son más que el resultado del deseo de arreglar cuentas con un adversario político extranjero".

Los intentos de llenar la agenda del Consejo de Seguridad con asuntos que están fuera de su mandato son contraproducentes y pueden llevar a reducir la eficacia del organismo y debilitar su autoridad, añadió Zakharova.

El 28 de mayo, la tercera sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional (APN) de China aprobó la Decisión sobre el Establecimiento y la Mejora del Sistema Legal y los Mecanismos de Aplicación para la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK) con el fin de Salvaguardar la Seguridad Nacional.

EE. UU. y Reino Unido, guiados por sus intereses políticos, han hecho comentarios injustificados al respecto e intentado que se celebre una videoconferencia abierta en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

China expresó su rotundo rechazo y la gran mayoría de los miembros del consejo no apoyaron la propuesta al considerar que lo que concierne a Hong Kong es un asunto interno de China y no tiene nada que ver con el mandato del organismo, que rechazó la petición.