diariodominicano.com

MADRID, 29 may (Xinhua) -- El Ministerio de Sanidad de España recordó hoy que a partir del próximo lunes 1 de junio, el 70 por ciento de la población española entrará en la "Fase 2" de desconfinamiento social o transición a la "nueva normalidad", lo que significa poco más de 32 millones de personas.

La entidad detalló este viernes en su página electrónica que otro 30 por ciento de la población, unos 15 millones de personas, permanecerá en la "Fase 1", mientras que 45.000 personas pasarán a la "Fase 3".

La "Fase 1" (inicial) significa el reinicio en forma parcial de ciertas actividades, la "Fase 2" (intermedia) representa la apertura de locales y establecimientos con una limitación en el aforo de personas y la "Fase 3" (avanzada) implica la flexibilización de la movilidad general.

Las ciudades de Madrid (centro) y Barcelona (noreste), dos de las más afectadas por la pandemia de COVID-19 en el país europeo, permanecerán en "Fase 1", a la que accedieron desde el pasado 25 de mayo.

En "Fase 1" está también la ciudad de Lérida, en la comunidad autónoma de Cataluña (noreste), donde se ha detectado un rebrote del virus asociado a un rastro.

A su vez, Valencia (sureste) pasará a la "Fase 2", al igual que las provincias de Málaga (sur) y Granada (sur).

En tanto, cuatro islas españolas pasarán a la "Fase 3", entre ellas Formentera y La Graciosa en las Baleares (Mediterráneo), así como el Hierro y la Gomera en Canarias (costa noroeste de Africa).

España registró hasta el jueves 237.906 casos confirmados de COVID-19 y 27.119 muertes desde que comenzó la pandemia en su territorio, según los datos del Ministerio de Sanidad.

El gobierno español aprobó en Consejo de Ministros extraordinario la aplicación de un apoyo económico estatal para las familias más vulnerables.

El apoyo alcanzará a 850.000 hogares, es decir, a unos 2,3 millones de personas, y representa un monto anual de 3.000 millones de euros.

La cantidad mínima fijada en función de las características de cada hogar oscilará entre los 460 euros mensuales para una persona que viva sola, hasta los 1.000 euros al mes para familias completas, en que 30 por ciento de los beneficiarios serán menores.