diariodominicano.com

MOSCU, 22 may (Xinhua ) -- Rusia está abierta a dialogar con Estados Unidos sobre el Tratado de Cielos Abiertos, pero sólo sobre la base de derechos iguales y con el fin de considerar los respectivos intereses y preocupaciones, dijo hoy el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso en una declaración.

El viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Ryabkov, dijo que el ministerio recibió una nota oficial sobre la decisión de Estados Unidos de iniciar el procedimiento de retirada del tratado.

"Esto es profundamente lamentable porque se está haciendo un daño significativo a la seguridad europea", indicó la declaración del ministerio

"La seguridad del propio Estados Unidos no se verá fortalecida, y su autoridad en asuntos internacionales ciertamente sufrirá", añadió.

El ministerio recordó que representantes oficiales estadounidenses señalaron que Estados Unidos podría reconsiderar su decisión de retirarse del tratado si en los próximos meses Rusia cumple incondicionalmente todos sus requisitos.

"Este es un ultimátum. Sobre esta base, el diálogo no funcionará", indicó la declaración.

La decisión de Estados Unidos de retirarse del tratado genera dudas sobre la consistencia en políticas de Washington y genera una seria preocupación incluso entre los aliados de Estados Unidos, señaló.

La decisión de Washington no tomó a Rusia por sorpresa porque esto se ajusta por completo a su línea de destrucción de todo el complejo de acuerdos en el campo del control de armas y del fortalecimiento de la confianza en el ámbito militar, señaló la declaración.

Rusia desarrollará su política en relación con el Tratado de Cielos Abiertos únicamente a partir de sus intereses de seguridad nacional, en estrecha cooperación son sus aliados y socios, agregó.

El tratado, que entró en vigor en el 2002, permite a los países firmantes realizar sobrevuelos de reconocimiento, sin armas y avisando con poca anticipación, sobre la totalidad de los territorios de los demás para recabar información sobre fuerzas y actividades militares.

En la actualidad, 35 naciones, incluyendo a Rusia y Estados Unidos, y algunos otros miembros de la OTAN, lo han firmado. Kirguistán lo firmó, pero todavía no lo ratifica.

El tratado busca desarrollar la confianza y la familiaridad entre los países firmantes a través de su participación en los sobrevuelos.