diariodominicano.com

BEIJING, 17 feb (Xinhua) -- A partir del resultado de ensayos clínicos, expertos chinos confirmaron que el fosfato de cloroquina, un medicamento contra la malaria, tiene cierto efecto curativo para la epidemia de COVID-19, la neumonía causada por el nuevo coronavirus, dijo hoy lunes en Beijing un funcionario chino.

Los expertos han sugerido "por unanimidad" que el medicamento sea incluido en la próxima versión de las directrices de tratamiento y se aplique en más ensayos clínicos lo antes posible, detalló en conferencia de prensa Sun Yanrong, subdirectora del Centro Nacional para el Desarrollo de la Biotecnología de China, subordinado al Ministerio de Ciencia y Tecnología.

El fosfato de cloroquina, que ha sido usado durante más de 70 años, fue seleccionado de entre decenas de miles de fármacos existentes después de múltiples rondas de pruebas, indicó Sun.

La funcionaria dijo que el fármaco ha sido sometido a pruebas clínicas en más de 10 hospitales en Beijing, así como en la provincia sureña de Guangdong y en la provincia central de Hunan, donde ha mostrado una efectividad bastante buena.

En las pruebas, los grupos de pacientes que han tomado el fármaco han mostrado mejores indicadores que sus grupos paralelos, en disminución de la fiebre, mejora de las imágenes de tomografía computarizada de los pulmones, el porcentaje de pacientes que se volvieron negativos en los análisis del ácido nucleico viral y en el tiempo que necesitan para llegar a ese estado, agregó.

Los pacientes que tomaron el medicamento también se recuperaron en menor tiempo, detalló.

Sun puso como ejemplo a un paciente de 54 años de edad en Beijing, quien fue admitido en el hospital cuatro días después de mostrar síntomas. Después de tomar el medicamento durante una semana, mejoraron todos los indicadores y el ácido nucleico se volvió negativo.

Hasta ahora, no se han hallado reacciones adversas graves evidentes relacionadas con el fármaco antimalaria entre los más de 100 pacientes inscritos en las pruebas clínicas, aseguró. Fin