diariodominicano.com

SANTIAGO, 16 feb (Xinhua) -- Las autoridades chilenas ordenaron hoy el desalojo de 150 familias debido a un incendio forestal que ha consumido alrededor de 4.000 hectáreas en la zona central del país sudamericano.

El incendio registrado en la comuna de Molina, en la región del Maule, amenaza a más de un centenar de viviendas y se encuentra cerca del Parque Nacional Radal Siete Tazas, el cual cuenta con una superficie superior a las 5.000 hectáreas, donde habitan diversas especies endémicas de flora y fauna.

"Todos los esfuerzos están enfocados en que el fuego no alcance la reserva, ni llegue a viviendas.

Estamos con alerta roja comunal desde hace dos días en Molina y alerta amarilla provincial", expresó el director regional de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Carlos Bernales.

Por su parte, la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, dijo que "lo más importante es el tema de las vidas humanas. Pero después obviamente ver el bosque nativo y el riesgo que estamos corriendo como Parque Nacional".

De acuerdo con las autoridades, el incendio forestal lleva activo unos seis días en el sector, donde trabajan diez brigadas de la Corporación Nacional Forestal (Conaf).

En el lugar trabajan también cuatro aviones cisternas, una nave de coordinación y varios helicópteros, así como personal de mando y técnico, además de maquinaria.

Chile enfrenta la temporada "más compleja en términos de condiciones climáticas", según la Conaf.

A decir de la entidad, se vive una condición de "sequía muy severa, nunca vista en la historia de Chile en torno a los números y estadísticas de la pluviometría".

En lo que va de la temporada se han registrado 4.714 incendios forestales, 5 por ciento más que en la anterior. Fin