diariodominicano.com

Washington, 15 feb (Prensa Latina) La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó hoy que en

apenas el primer mes del año en América Latina y el Caribe se han reportado 125 mil 514 casos de dengue, incluidas 27 defunciones por la enfermedad.

En la última actualización epidemiológica publicada por la entidad sanitaria se notificó que países como

México, Bolivia, Honduras y Paraguay reportan un incremento de dos a tres veces más casos en las primeras cuatro semanas de 2020 en comparación con el mismo periodo del año anterior.

La OPS indicó que en 2019 la región de las Américas registró más de tres millones de casos, la mayor cifra

reconocida hasta la actualidad como consecuencia del padecimiento que se contagia con la picadura del

mosquito hembra de la especie Aedes Aegypti.

Al respecto, el informe presentado por el organismo adscrito a la Organización Mundial de la Salud reseñó

que las cifras actuales superan los 2,4 millones de casos notificados en 2015, año donde se desató la

epidemia de dengue más grande de la historia, la cual cobró la vida de casi mil 400 personas.

En ese sentido, el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales

de la OPS, Marcos Espinal, precisó que a pesar del incremento en el número de casos en 2019, el intenso

trabajo de los países consiguió mantener la tasa de letalidad por debajo del uno por ciento esperado.

El pasado año Brasil tuvo dos millones 241 mil 974 casos, 70 por ciento del total reportado en la región,

mientras México reportó 268 mil 458, Nicaragua tuvo 186 mil 173, Colombia 127 mil 553 y Honduras 112

mil 708 enfermos.

Para evitar que el número de casos aumente durante el periodo actual, la OPS recomendó a la población de

las áreas donde está circulando la enfermedad evitar automedicarse, mantener las medidas de higiene y

acudir con un médico ante la menor sospecha de padecer dengue.

Asimismo, recordó que los síntomas de la enfermedad son fiebre alta y repentina, dolor de cabeza y detrás de los ojos, dolor corporal generalizado y malestar general.

Por otra parte, instó a fortalecer la vigilancia, revisar los planes de emergencia y garantizar la capacitación

adecuada para que los profesionales de la salud diagnostiquen oportunamente en cada país