Madrid, 12 sep (Prensa Latina) El rey Felipe VI iniciará el próximo lunes una nueva ronda de consultas con las fuerzas políticas con representación parlamentaria para explorar si propone a un candidato a la presidencia del Gobierno, se informó hoy.

La finalidad de esta ronda de reuniones, programada para los días 16 y 17, es constatar si el monarca 'puede proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno que cuente con los apoyos necesarios' en el Congreso de los Diputados, señaló la Casa Real en un comunicado.

El también jefe de Estado español tiene la misión de sugerir un aspirante al gubernamental Palacio de la Moncloa que cuente con el respaldo necesario para que la Cámara Baja le otorgue su confianza.

No obstante, la Casa Real recordó este jueves que, en ausencia de una propuesta de candidato viable, el rey puede proceder directamente a la disolución de las Cortes Generales (parlamento bicameral) y a la convocatoria de elecciones generales.

'Si las consultas concluyesen sin una propuesta de candidato, Su Majestad el Rey procedería, en los términos previstos en el artículo 99.5 de la Constitución, a la disolución' del Congreso y el Senado y a la convocatoria de nuevos comicios para el 10 de noviembre, remarcó.

El actual jefe del Ejecutivo en funciones y líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, fue el claro ganador de los comicios legislativos del pasado 28 de abril, pero por el momento no consiguió los apoyos necesarios para formar Gobierno.

En julio, Sánchez se sometió a una sesión de investidura en la que no consiguió la confianza del Congreso de los Diputados para renovar su mandato, tras no llegar a un acuerdo con su socio potencial, la alianza izquierdista Unidas Podemos (UP).

Desde entonces, las negociaciones del PSOE con UP en busca de un acuerdo se bloquearon, debido a la pretensión de los socialdemócratas de constituir una administración en solitario con el respaldo externo del grupo parlamentario de izquierda.

Sin embargo, la agrupación liderada por Pablo Iglesias, secretario general del partido antiausteridad Podemos, insiste en la constitución de un Gobierno de coalición, es decir, con miembros de UP en un eventual Consejo de Ministros.

La situación en estos momentos parece incluso estar más enquistada que en julio, pues los socialistas se niegan ahora a negociar una administración compartida con Unidas Podemos, que reclama su presencia en la Moncloa como condición para apoyar la investidura de Sánchez.

Iglesias y Sánchez se culparon mutuamente la víspera por el bloqueo político en el país, que podría conducir a una repetición electoral si antes del 23 de septiembre ambas formaciones no alcanzan un pacto.

tgj/edu