diariodominicano.com

Puerto Príncipe, 12 sep (Prensa Latina) Unos 500 mil barriles de petróleo deberán arribar a Haití antes del lunes próximo, aseguró el primer ministro interino, Jean Michel Lapin, en medio de un profundo descontento hoy por la escasez del rubro.

Según el titular, el Gobierno se encuentra en proceso de completar el pedido de gasolina, diésel y otros derivados, y se saldó parte de la deuda estatal con las compañías petroleras para que puedan completar la solicitud.

Si se respetan todos los datos técnicos, este cargamento llegará a Haití el domingo por la noche o el lunes por la mañana, confirmó Lapin al diario Le Nouvelliste, rotativo más importante del país.

El jefe de Gobierno, ya había prometido una pronta respuesta a la crisis del combustible, que desde hace varias semanas afecta el país, con la multiplicación de su venta en los mercados irregulares con precios 'astronómicos', aseveró a Prensa Latina un conductor de moto-taxi.

También negó que el actual desabastecimiento sea empleado por el Gobierno para aumentar los precios de este rubro, subsidiado tras la integración de Haití al programa energético venezolano.

No obstante, sí sugirió, que 'el Estado no necesita subir los precios del petróleo para aumentar su base impositiva', aunque gravar su entrada le permitirá obtener ganancias.

El Gobierno subsidia el combustible en dos niveles, prescinde de los impuestos y ofrece una subvención para estabilizar los precios en los surtidores, por lo que por cada envío pierde unos 110 millones de dólares.

De acuerdo con Lapin, el Estado no podrá mantener la subvención en ambos niveles, y prometió encontrar la mejor fórmula para encontrar una solución a la problemática, pero con discusiones públicas.

Para el economista Etzer Émile, no se trata si se debe o no subvencionar los productos petrolíferos, sino de cómo hacerlo.

Émile considera que esta ayuda es necesaria para sectores críticos como el transporte y en los estratos más débiles, sin embargo, para otras actividades el Gobierno debe encontrar la fórmula entre los tipos de combustible y los diversos consumidores que permitan apuntar adecuadamente y arbitrar para favorecer los más vulnerables.

Aún el Gobierno no anunció un alza de los precios, aunque medios de prensa refieren a un proyecto de incremento gradual.

En julio de 2018 a sugerencia del Fondo Monetario Internacional, el ejecutivo oficializó fuertes aumentos en el combustible, de los que después tuvo que retractarse, pero que desencadenaron un estado insurrecional y pérdidas millonarias para la economía.

mem/ane