México, 17 ago (Prensa Latina) La Comisión de Derechos Humanos de la capital mexicana consideró hoy adecuada la postura del gobierno de la Ciudad de México de evitar el uso de la fuerza en la manifestación de mujeres realizada esta madrugada.

Un grupo de vándalos, hombres y mujeres muy violentos, infiltraron la manifestación contra el feminicidio y la violación que organizaciones femeninas realizan desde hace dos días en protesta contra las agresiones que sufren, incendiaron una estación de policía yu rompieron vitrinas y cristales de metrobuses y automóviles privados.

La policía no intervino y simplemente un grupo de mujeres agentes del orden acordonaron la zona en la que cientos de mujeres, algunas con el rostro cubierto por pañuelos verdes, desataron una violencia inusitada prácticamente de manera impune.

Tras reiterar su compromiso con los derechos de las mujeres, el organismo de derechos humanos aseguró que continuará con las acciones para que se garantice una vida libre de violencia a este sector de la población.

Mediante un comunicado, afirmó que acompañó la manifestación que este viernes realizaron cientos de mujeres en el ejercicio de sus derechos de libertad de expresión, reunión y participación política. Sin embargo criticó la violencia registrada.

El texto señala que 'si bien la protesta tiene diversas manifestaciones simbólicas, como son la de generar daños, esta Comisión hace un llamado a que el ejercicio de los derechos antes descritos se lleve a cabo omitiendo acciones de esta naturaleza'.

También condenó 'enérgicamente' cualquier tipo de agresión a periodistas provenga de servidores públicos o de particulares, por lo que solicitó a las autoridades capitalinas una investigación pronta y diligente con base en el protocolo especializado en la materia.

En las imágenes captadas por los camarógrafos de la televisión se ve claramente como un hombre le asesta un fuerte golpe en el rostro a uno de los periodistas que cubría la violenta manifestación.

mv/lma