Por Ramón Mercedes

NUEVA YORK.- Un policía hispano de puesto en el cuartel 50, ubicado en el 3450 de la avenida Kingsbridge con la calle 236, en El Bronx, se suicidó la madrugada de este martes de un tiro en la cabeza en su residencia en Yonkers-Westchester.

El uniformado, de 35 años, no identificado por las autoridades, tenía siete años en la institución y estaba asignado a la seguridad del estadio "Los Yankees."

En dicho precinto hay decenas de agentes quisqueyanos que prestan servicio en diferentes departamentos, pero no se ha divulgado la nacionalidad de la víctima.

El agente dejó una nota, aunque se desconocen los detalles de su contenido.

El alcalde Bill de Blasio ofreció sus condolencias por medio de un tweet, diciendo que muchas cosas son más difíciles que pedir ayuda e instó a todos los necesitados a solicitarla.

El NYPD se encuentra en estado de alerta y ha declarado una "crisis de salud mental" en la institución.

En los últimos cinco años el Departamento de Policía de NY ha tenido un promedio de entre 4 y 5 suicidios por año, y su comisionado James O?Neill ha ordenado que oficiales y subalternos de cada uno de los 76 precintos existentes comiencen a recibir capacitación sobre las consecuencias del suicidio, expresó.

El NYPD ofrece asesoramiento con la Unidad de Asistencia al Empleado y la Unidad de Capellanes, también alienta el uso de agentes de policía que brindan asistencia entre pares (POPPA), que es independiente del departamento.

Actualmente hay cerca de 40 mil agentes policiales en la Gran Manzana, incluyendo más de 2,500 de origen dominicano.