San Juan, 22 jul (Prensa Latina) El senador independiente José Vargas anunció hoy la presentación de una medida para convocar una Convención Constituyente y establecer una Constitución para Puerto Rico, que responda a los reclamos del pueblo.

'Hace varios años se ha levantado un creciente sentir donde los administradores del gobierno no responden a las necesidades y reclamos del pueblo puertorriqueño', dijo Vargas.

Afirmó que el clamor general demanda la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló por la corrupción en su administración y las burlas al dolor del país en un chat de Telegram, del cual se dieron a conocer 889 páginas.

Mientras avanza el tiempo, hemos comenzado a observar aquellas situaciones en las cuales nuestra Constitución provee protecciones y remedio idóneos, y en las cuales no, explicó el primer senador independiente elegido en la historia de Puerto Rico.

La Resolución Concurrente del Senado 81 propone al pueblo de Puerto Rico -mediante referéndum- la convocatoria de una Convención Constituyente para hacer una revisión estructural del documento vigente desde hace 67 años.

Esto, según dispone la sección 2 del artículo VII de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, documento que antes de entrar en vigor el 25 de julio de 1952 recibió el visto bueno del Congreso de Estados Unidos después de eliminarse el artículo II de la sección 20 que reconocía el derecho a la educación gratuita primaria y secundaria.

Igualmente, el derecho a obtener trabajo, derecho a disfrutar de un nivel de vida adecuado, a la protección social en el desempleo y el de toda mujer en estado grávido o en época de lactancia y el de todo niño a recibir cuidados y ayudas especiales.

Washington reconoció a mediados de 2016 que, contrario a lo que había predicado en la Organización de las Naciones Unidas con la creación del Estado Libre Asociado, Puerto Rico seguía siendo una colonia bajo los poderes plenarios del Congreso federal.

El senador Vargas manifestó que Puerto Rico es testigo de múltiples situaciones relacionadas con la figura del Gobernador, específicamente, en el aspecto del proceso de residenciarlo, tal como dispone la Constitución del ELA o por renuncia, o muerte de un primer ejecutivo.

En estos casos, aclaró, las riendas de Puerto Rico quedarán a cargo, en el mejor de los casos, del secretario de Estado, una persona no electa.

Vargas argumentó que la Constitución no provee de mecanismos para que el pueblo, por iniciativa propia, requiera de forma vinculante a sus representantes para que la Asamblea Legislativa atienda ciertos asuntos o proyectos.

'No existe un mecanismo vinculante de elecciones anticipadas o referéndum revocatorio que puedan levantar los ciudadanos; relegándose únicamente a participar de las elecciones generales cada cuatro años', explicó senador.

Algunas propuestas que pudieran incorporarse en un nuevo documento constitucional, son crear un cargo de vicegobernador electo por el pueblo; precisar y definir el proceso de juicio político dispuesto en la carta magna y la posibilidad de referéndum revocatorio y elecciones anticipadas o especiales en caso de vacante de gobernador o vicegobernador.

oda/nrm/cvl